Relampagos

 



 

Dibujar relámpagos puede hacerse bastante duro. En cambio, con las herramientas que proporcionan los programas de diseño, se consiguen unos efectos muy resultones con poco esfuerzo.

 

 

 

 

 

Paso 1: Crea una base


Para empezar, selecciona una herramienta de degradado; en principio vamos a usar el Degradado Lineal. Escoge un color oscuro (negro o azúl oscuro quedan bien) para el cielo y uno claro con el tono que quieras darle al relámpago, como blanco azulado o amarillento. Con esos colores, traza un degradado en una zona/capa vacía, de forma perpendicular a donde quieras que pase el rayo. (NOTA: El rayo aparecerá en la zona intermedia del degradado)

 

Paso 2: Tormenta


Utiliza el filtro Interpretar --> Nubes de diferencia en la misma capa, para producir un efecto de nubes. Ahora un poco de magia: usaremos el cuadro de diálogo "Niveles" (Imágen --> Ajustar --> Niveles). Pulsa Ctrl+L o bien Command+L, según uses Windows o MacOS. En los valores de entrada, desplaza la flecha de los grises (la del medio) hacia la izquierda, más o menos hasta un valor de 5, según el contraste; te quedará el negativo de un relámpago. Vigila el resultado en la visualización, y ve ajustando hasta quedar satisfecho con el grosor.

 

Paso 3: Dale la vuelta


Ahora sólo te falta invertir la imagen (Ctrl+I o Command+I) y...

Ya tienes un bonito relámpago, de aspecto muy realista. (Bueno, creo que se me está yendo un poco la olla, lo siento.)

Usando las otras herramientas de degradado se pueden conseguir relámpagos de diferentes formas; por ejemplo, estos están hechos uno con el circular y el otro con el cónico. En este en concreto el rayo se dirige, desde el centro del degradado, en la dirección contraria a la línea del cono (véase la imágen de cómo estaba el degradado).