Sobre mi

Toda mi niñez la pasé dibujando personajes que creía que inventaba, pero (inocentemente) eran copias de héroes y villanos ya existentes, en ese entonces, desconocidos para mí.
Un día mientras todavía era chiquito, a mi mamá o papá (ni me acuerdo), le regalaron una caja llena de historietas de Paturuzú y sus derivados: Patoruzito, Isidoro, Hijitus, etc (en realidad no debería haber un etcétera, pero siempre queda bien). Estas revistas hacían crecer poco a poco mi sueño de ser dibujante.
Cuando empecé la secundaria conocí mi primera tienda de comics, o comiquería. Al entrar y ver la variedad de comics, figuras y estatuas me volví loco. Acompañado de un viejo y actual amigo, empecé a ir siempre que podía (los dueños ya estaban cansadísimos de nosotros), solo a ver las portadas, y si había algún comic sin folio aprovechaba para darle una hojeada.
Ese mismo año, para mi cumpleaños, mi mamá me dió plata y me compré "Aprende a dibujar comics con Dick Giordano", el nombre era algo así, pero lo que importa es que era el de Dick Giordano, mi primer mentor del mundillo de los tebeos... También empecé a reconocer artistas como: Oliver Coipel, Daniel Acuña, Iván Reis....
Todo era color de rosas, hasta que el interés por la música se interpuso en mi vida y fue quitándole autoridad al sueño de ser dibujante, por lo que, después de un tiempo dejé de verlo como algo redituable.
Gracias a Dios, mi amorío con la música duró poco. Alejarme de lo que no sabía que amaba me hizo dar cuenta de que realmente sí lo amaba, y sigo amando, o eso intento (de paso digo que la música no es mi novia ni mi ex, es mi amante).
Hace unos años conocí a quienes me abrieron los ojos y me hicieron dar cuenta de que el dibujo SÍ puede ser un trabajo, y más que digno... y por eso, actualmente ese es mi camino ninja...

SEGUIDORES

Imagen de ArtistaHND
Imagen de edoa
Imagen de PaulCristea
Imagen de DarKhyans
Miembro de Dibujando desde hace 11 meses 4 semanas
Último acceso hace 1 semana 1 día