"R11" Saliendo de la caverna

El quiso conocerse en sus tinieblas para así poder brillar.

Se dió cuenta de qué no se trata de llegar lejos si no de cómo llegas, como te muestras.
Al final perdonó tantas fechorías pertrechadas por sus patrones en la fábrica de relojes, tanto daño ocasionado por esos látigos electrificados, que recorrían su cuerpo, llegaban a su chip motor y lo dejaban inconsciente durante 2 segundos.

Al final comprendió que estás personas solo obedecían cumpliendo órdenes y su único crimen fue salir de la caverna.

Así pudo darse cuenta del engranaje social, que como un reloj, une todas sus piezas haciendo girar las agujas, esté une todas las ideologías, creencias y morales para crear una efímera armonía y una mal llamada libertad.

Se sintió más atrapado que nunca, pero nunca renunció a su nueva conciencia, pues a partir de ese momento sería "el" quién cogiera las riendas de su vida.

Pobre pájaro enjaulado en jaula de oro, disfruta de tu triste realidad. Aquella delante de todos pero que pocos ven y muchos no quieren ver.

Sobre el autor