Protoceratops

Hace millones de años el desierto del Gobi, en Mongolia, era un lugar poblado por, entre otras muchas especies, de rebaños de protoceratops. Estos eran unos dinosaurios de pequeño tamaño, más o menos el de un perro grande. Emparentados con los famosos y mucho más grandes triceratops, los protoceratops fueron los dinosaurios gracias a los cuales se descubrió que los dusños del Mundo mesozoico ponían huevos. Por esta razón se los suele representar con nidos en forma de túmulos con los huevos en posición circular.