Por un momento...

Después de darme cuenta que soy un asco