Mi pequeño Dios del pecado

Mi pequeño Dios del pecado.
Irene, la diosa del amor, tiene un tierno peluche de una de sus luces de colores, James, el dios del pecado.
Es tan sumamente adictivo para ella, que jamás sería capaz de separarse de él, durmiendo abrazada a ese peluche cada noche, como si tuviera a su adorable pequeño entre sus brazos todo el tiempo.
Es una madre demasiado amorosa, también se derrite por su cálida luz.
Para muchos, sería una completa locura el amor que ella siente por James, se supone que ella lo creó con su inmenso poder, pero, a pesar de ser como su madre, también es la amante del Dios del pecado.
Él, fue creado para dar amor por toda la existencia junto a sus demás hermanos, más luces de colores.
Al estar hecho de ese maravilloso sentimiento, puede amar desmesuradamente, y, enamorarse de su madre, fue algo en lo que no pudo evitar caer.
Por cierto, ella, lo llama Dios del pecado, porque es completamente irresistible para sus ojos, porque es hermoso y atractivo, para sus oídos, porque su voz es sensual, y hasta su tacto, y madre mía cuando se echa uno de sus perfumes, o el olor de su poder de fuego.

Sobre el autor

2 Comentarios

Imagen de Louis74
Interesante relato...y el personaje emana mucha ternura...aunque el muñeco se ve algo siniestro, un poco.
Es muy simbólica esta imagen, al menos desde mi punto de vista. Ella agarra al peluche, pero mira hacia otro lado.
Hacia el gran vacío que se ve en el cuadro...está cubriendo su creación ese mismo vacío en su interior, esa falta? Una compensación a un anhelo que no ha llegado?
Imagen de AnyexLove
Creo que está triste por sus luces de colores, no están en el mismo mundo donde ella está ahora, y no puede cuidar de sus hijos así, ni recibir los mimos y el afecto de estos estando atrapada en un planeta cárcel