Las lágrimas no dejan ver las estrellas porque tienen luz propia.

Es un dibujo hecho para la serie Robots, donde quiero trabajar de manera poetica los primeros pasos de la inteligencia artificial en nuestro mundo de humanos.