Hasta el más fuerte se doblega

La kriptonita que todos quieren