Etelfrida, mi valquiria

Etelfrida, amada valquiria, mi faro, la luz que ilumina mis pasos. La novena maravilla , sin duda. Prefiero morir como un lobo salvaje y no como un tierno can domesticado en las comodidades que condenan a los hombres

Sobre el autor