EL ALCÁZAR DE ANÁT

Un pueblo costero que vive reverenciando y adorando a los arboles. Su culto consiste en construir alrededor de los tallos y raíces de los árboles sus templos para llevarles ofrendas en forma de agua y abono para ayudar a su crecimiento. Anát es próspera y aunque su civilización es arcana y antigua, poseen extraordinarios conocimientos de medicina y de hierbas curanderas que suministran al resto del reino. Anát es una de las ciudades más al sur del reino.