Dragon serpiente blanco de ojos azules

El dragón serpiente blanco de ojos azules, fue exiliado de su territorio, debido a las luchas internas con otros dragones por el suministro de alimentos.

En su camino encontró un nuevo sitio cercano a una pequeña ciudad, muy importante para el comercio y comenzó a causar terror entre la población, su gran fuerza y resistencia física lo hacían muy peligroso, la mejor forma de enfrentarlo era en combate cercano, ya que se le dificultaba realizar movimientos rápidos a corto alcance.

Fue un guerrero y caza recompensas nómada quien acepto enfrentarlo, tras varios días intentándolo logro ganar haciendo un único movimiento de su espada, cuando el dragón se acercó a él, creyéndolo vencido.


Sobre el autor

Imagen de jzz