Doll The Stoat

  • Doll_The_Stoat_464946.png
  • Moonlight_Lovers_464947.jpg
  • Sleepy_Doll_464948.jpg
No se ha indicado ninguna descripción

2 Comentarios

Imagen de 3cicatrices
Yo después de ver la ilustración del espejo: ¡Bravo! ¡Bravísimo! ¡Requetebravísimo! ¡Así se hace resaltar unos ojos que de por sí están épicos en su intención! Un mundo sombrío, pero donde impera la belleza. ¡Me gusta a mí también! ¡10! (ya decía yo que Kiraxxel tenía buen gusto)

Sinopsis en mi mente: 

Antes cuando los armiños dominaban este mundo y todavía era común ver peces zurcando este mismo cielo bajo el cual ahora estamos viviendo, la heredera al trono del reino Rosa Roja, Doll, a empezado a dar bienvenidas tristes a los visitantes quienes no han dejado de llegar de diferentes partes del reino en aras de forjar alianzas anticipadas pues acababa de ser anunciada la voluntad del rey Salomón, La Mano Carmesí, de que Doll, su única hija, sea la heredera del Trono ante su inminente retiro anticipado. 

La pobre Doll estaba triste pues sabía muy bien que su padre tienía otro hijo, el cual vivía en la misma mansión que ellos, pero al que nunca reconoció más que su increíble inteligencia y lealtad. 

Una noche Puppeteer, el ya mencionado hermanastro, discute con su padre, el rey, sobre su decisión incomprensible para él, ya que él siempre le demostró ser un hijo más digno para tan magno cargo, de que Doll sea la sucesora. A lo que el rey sólo respondió: "Tú no tienes los ojos de un heredero del reino Rosas Rojas". 

Furioso por tan, a su parecer, ridícula explicación, Puppeteer, llora de tristeza a los pies de su progenitor. Este con el corazón destrozado dice que daría lo que le resta de vida por no haber causado aflicción tamaña en su alma, pero que antes que padre de Doll o de él, era padre de miles de armiños que merecen una reina como Doll que antes que conquistar tierras o resolver problemas administrativos, sabía escuchar el corazón de su pueblo. 

Cuando La Mano Carmesí, se retiró y Puppeteer yacía en medio del salón real llorando con la frente pegada al piso, Doll que lo había escuchado todo le dijo que si ella pudiese ayudarlo a superar todo ello de alguna manera se lo dijese, que no dudaría en hacerlo. 

Fue así que Puppeteer le sonrió y le dijo "gracias". Y levantándose agregó: "Eres muy buena, Doll".

 Entonces, le agarró la muñeca con mucha delicadeza y la llevó frente al gran espejo familiar y, antes que ella se dé cuenta, él tenía una daga presionando sobre su cuello y una hilera de sangre empezaba a asomar. "Detente, por favor, hermanito", dijo aterrorizada su triste hermana. Él así lo hizo y la volteó de los hombros con más delicadeza que antes para que quedase frente al espejo y le dijo: "Doll, dime, por favor, ¿qué ves en el espejo?" Ella sin entender bien a lo que se refería y más preocupada en la herida que se había hecho Puppeteer, repondió: "Somos tú y yo, hermanito." Y Doll empezó a llorar. 

Te equivocas, hermanita- dijo Puppeteer mientras le untaba su sangre en sus labios. Y después de unos larguísimos segundos de inquietante silencio añadió- Yo veo a mi difunta hermanita Doll tirada en el Salón de Armas y que en su incólume generosidad y bondad, ha sacrificado su vida al probar mi sangre venenosa para hacer a su "hermanito" el nuevo rey de Rosa Roja.

Puppeteer lleva a su agonizante hermana Doll hasta el Salón de Armas y la posa suavemente sobre el piso geométrico. Más cuando se disponía a apagar la luz e irse para a la mañana siguiente enterarse de las buenas nuevas, ve un ramo de nueve rosas rojas atadas con tres hermosas cintas de igual color que dibujaban corazones. Lo agarra y empieza a desprender flor por flor y va adornando el cadáver de Doll; y con las cintas va amarrando partes de su frágil cuerpo. 

"Tú eres la única rosa que mereció ser adornada y adorada en este reino, hermanita, pero el destino te puso en mi camino. Es una verdadera pena. Muchas gracias por tu sacrificio, Doll; y que tengas un hermoso sueño eterno", dijo Puppeteer antes de, ahora sí, apagar la luz. Ya mañana sería otro día...

Sí, esa es la sinopsis que se me vino a la mente cuando vi tus ilus, ¡ja, ja, ja!
(De pronto, recuerdo que mi familia se fue esta tarde de viaje y me he quedado solo en casa por la noche.)
Yo teniendo miedo y a punto de llorar: Ya no me gusta esta sinopsis... 
(Entonces, me levanto, abro la ventana y tiro las llaves de mi casa cerca a una mujer desconocida que viene por la acera.) 
Yo: ¡¡¡Rápido, coge las llaves, entra a la casa y vente acá: hoy no quiero dormir solo!!! 
La mujer: ¡¡¡¿Quéeeeeeeeeeeeeee?!!! 
Imagen de Kiraxxel
que lindoo!! está genial!!