COMIENDO CON LOS SEÑORES DE LA GUERRA

Recién sentados a la mesa y preparándose a comer, los señores de guerra iniciarán las estrategias para acometer la siguiente batalla. Pronto una marcha sangrienta se abrirá camino hacia las ciudades más importantes del reino. 
Pero antes, todas las maniobras se decidirán en este ambiente tranquilo. 
Es la calma que precede a la tempestad.