Ciudad surf

Empecé a intentar hacer surf, me metí dentro del agua y conocí las ímagenes visuales de la playa y la tabla, primero en el campo y luego en la ciudad.
En mi cabeza también me encontré lo de siempre, la doble dualidad entre la naturaleza y la industrialización.
Solo quise pensar que un día esa naturaleza nos ganará la batalla y con razón, porque toda ciudad tiene su escombrera y el mundo es un 70% agua.
Las montañas es un folio arrugado pegué algodón y la sombra de estas viene de la cámara.