Apologia y Rei

supongo siempre fueron a si.

Sobre el autor