Hombre lince

“¿Qué es lo que piensas de nuestro gremio, joven mago?” dijo el hombre-lince con una sonrisa entre fiera y sardónica.

“Bueno… Sabes que provengo de “otro lugar”-el mundo real, pensó- ¿no? Pues cuando me uní al gremio de magos, no esperaba que el líder se pusiera a luchar en primera línea armado con un cuchillo.”

“Escúchame chico, no sé cómo serán los gremios de magos en ese “otro lugar” del que vienes, pero en Avallonia hacemos las cosas así.”

El “chico” asintió. “Realmente lo del Isekai no es como yo pensaba” se dijo.