¡Corre, Myra! ¡Escapa!

Myra se ha adentrado en las montañas para recolectar líquenes morados y parece que ha enfadado a los cíclopes salvajes de la zona. Cuando los slimes no parecen de gran ayuda, solo queda escapar.