Clemencia.

-Esto…-dijo el chico.

-Sí, siento haberte hecho venir… No pensé que esto acabaría así… Debería de haberlo imaginado… -respondió el jefe, con una expresión dolida en sus ojos ambarinos.

-Pero…No lo entiendo…En un momento estaba allí, arrodillada… y al siguiente…

-Has de entender una cosa… Los ángeles son seres robóticos, y siguen fanáticamente las directivas que les llegan… ¿Ves esa especie de medusa detrás del trono? Pues sus directivas les llegan de allí y obedecerlas es toda su vida. Ellos dicen que lo hacen por el bien común, pero…

-Luego… Para ellos alguien que no obedece es alguien que debe ser…

- Es mejor ser eliminado que vivir sin obedecer al bien común. Lo llaman clemencia.