Shared Paths(Capitulo 1.) - Blog de Pandicornio

Aqui esta el primer capitulo de "Shared Paths", una historia que, como he contado antes, hice con unas amigas--> @EvaAmibola y @hearmylive. Seguramente mañana suba otro y ya apartir de ahí cada x tiempo xP Hemos intentado dejarlo lo más misterioso posible y quedo asi Dx Bueno, no tengo nada más que decir, espero que lo disfruteis!

Capitulo 1.

 

  • ¡Hikari! ¡Rhine! Mirad.

Las dos chicas se giraron hacia su amiga. Shiori estaba en el columpio. Parecía feliz, como si el hecho de no tener una casa propia no le afectase. Hikari rio y fue con ella, se apoyó sobre la barra y empezó a observar. Las dos parecían felices. Rhine les sonrió y se subió a lo alto de la estructura que había en el parque formada por hierros puestos desordenadamente. La chica hacia como si observase las vistas hasta que los diviso. Tres hombres vestidos de negro las vigilaban.

  • ¿Otra vez?-Lo dijo en un susurro casi inaudible. Bajo de un salto los barrotes, aterrizo en el suelo con ambos pies juntos y se dirijo hacia sus amigas.

  • Rhine.- dijo Shiori observándola extrañada.

Freno el balanceo del columpio con sus pies dejando tras de sí una nube de polvo. Hikari la miró, cruzaron miradas, y en ese momento sabía lo que iba a hacer. Siempre lo supo aunque nunca se lo afirmo.

  • ¿A dónde vas?-pregunto extrañada.

Rhine había cogido la pequeña mochila que siempre llevaba consigo y miro a Shiori. No podía decírselo. A ella no. Hikari ya lo sabía pero quería evitar que Shiori también cargase con eso.

  • A comprar algunas cosas, ¿queréis algo de comer?

  • Oh...pues yo quiero una hamburguesa-dijo Shiori algo emocionada.

  • No nos vendría mal algo de comer...-dijo Hikari, su tripa rugió.-Tengo hambre.

  • Shiori rio mientras se levantaba del columpio.

  • Entonces hamburguesas para todas-dijo entusiasmada. Hacía tiempo que no comían hamburguesas.

La chica les dedico una sonrisa y se dio la vuelta.

Salió del parque con paso firme. Varias armas se escondían debajo de su chaqueta. Vio como uno de los hombres de negro se metía en un callejón. “Idiotas...” Rhine le siguió. Dio tres pasos hacia el interior del callejón seguida de otro hombre de negro. Estaba atrapada, o al menos eso creían ellos. El hombre de negro que estaba frente a ella le apuntaba con una pistola. En los labios de Rhine se asomo una sonrisa vacilona.

  • Inútiles-soltó Rhine confiada.

Cogió la pistola que tenia escondida en el bolsillo secreto de su chaqueta en la espalda. No dudo. Apretó el gatillo mientras se reía y rápidamente giro sobre sus talones y le dio otro tiro al hombre que tenia detrás. Para ella todo esto era un juego.

  • Dos menos...

Rhine se dio la vuelta, el camino que había escogido no era algo que podría contarles a sus amigas. Ellas no sabían nada o casi nada, en el caso de Hikari. Todavía le quedaba otro hombre pero no le dio importancia. Decidió ir a comprar las hamburguesas para ellas. Se lo merecían.

 

...Mientras tanto....

 

Shiori se volvió a columpiar para pasar el rato mientras Hikari estaba apoyada en los barrotes de este. Estaba preocupada por su amiga pero sabía que no le sucedería nada, o eso esperaba, aunque Hikari sabía un poco de lo que pasaba no se atrevía a preguntarle a Rhine más detalles, sabía que no se lo diría, no sabía como siempre conseguía deshacerse de ellos pero lo hacía.

  • Cuánto tarda Rhine...-dijo Shiori preocupada, de repente paró y miro al cielo. Pequeños copos blancos empezaron a caer- Hikari, ¡está nevando!

La chica se levanto de un salto y empezó a dar vueltas sobre sí misma. Hikari se quedo mirando los pequeños círculos que caían del cielo. “Está nevando...”

  • Dāku, espera. ¡Joder Dāku, espera!-una voz masculina llamó su atención, era una voz agradable.

  • Deja de quejarte Heian, vamos.-otra voz sonó, esta era fría y con poco sentimiento.

“Heian...” No pudo evitar girar la cabeza, aquel nombre tan curioso llamó su atención hacia esas dos personas. Se dio la vuelta y se encontró con unos intensos ojos marrones oscuros, tan oscuros que parecían negros negros. Los copos de nieve se quedaban enredados en su cabello rubio oscuro que casi parecía naranja. Hikari no pudo apartar la mirada de aquel chico. El chico se volvió la cabeza hacia ella. Heian la miraba de una manera que Hikari no podía explicar. Y una sonrisa asomo en los labios de él, “Heian...” era como se llamaba, aquel chico rubio de ojos oscuros que no paraba de quejarse. Hikari rápidamente agacho la cabeza colorada. Sintió como se acercaba y cuando alzo la cabeza vio que estaba a menos de tres pasos de ella.

  • Buenas tarde, señorita. -saludo el chico con una pequeña reverencia y una sonrisa.

  • H-hola...

Heian era guapo. Muy guapo. Y estaba bien de cuerpo, vestía con colores cálidos que llamaban la atención. Comparada con él, Hikari no era nada del otro mundo. Volvió a agachar la cabeza.

  • Me llamo Heian, ¿y tú?-dijo con una sonrisa, su voz era amable y encantadora.

  • Hikari...- dijo aun con la cabeza bajada.

  • Oh, es un nombre muy bonito.

El chico volvió a sonreír. Hikari no pudo evitar sonrojarse ante el cumplido.

  • ¿Hikari?-Shiori estaba detrás de ella. El chico se sorprendido al verla- Sabes que a Rhine no le gusta que hablemos con desconocidos...

  • Y-ya pero...

Heian rió.

  • No os preocupéis, no os haré nada.

  • Encantada, me llamo Shiori.

  • Hola Shiori. –sonrío- ¿Y qué hacéis aquí? Hace bastante frio-dijo con una sonrisa.

“...No tenemos donde ir...”No le podía decir eso. Siempre habían estado viajando pero era algo vergonzoso para decir. Hikari estaba segura de que haría preguntas, y ella no quería eso “No tenemos un “hogar”.

  • Estamos esperando a una amiga, no tardará mucho.

Shiori no tenia reparos en decir las cosas.

  • Oh, ¿y donde esta?-pregunto Heian con curiosidad.

  • Fue a buscar algo para comer.

  • Ya veo...Esperad un momento.

Se giró e hizo una señal al otro chico que iba con él, este se acerco. Al verlo, Hikari se asusto. Su mirada era dura, tenía los ojos color rojo sangre, el pelo negro y un poco alborotado y vestía completamente de negro. Tenía pinta de estar en muy buena forma, aunque con el traje que llevaba puesto era difícil saberlo, parecía musculoso.

  • ¡Oh! Dāku, estaba hablando. Ellas son Hikari y Shiori.

  • No me interesa. Solo quiero irme de aquí.-su voz era fría.

Las dos chicas se quedaron de piedra. Nadie podía llegar a ser tan arrogante.

  • Lo siento, el es mi hermano, Dāku.-dijo Heian excusándose.

 

Hikari y Shiori se miraron sin poder creérselo. Eran muy distintos. El chico las miro con desconfianza y estas no se atrevieron a hablar.

  • Vamos.-el chico le pedía al otro que se fueran sin embargo su voz no reflejaba impaciencia, no reflejaba nada.

  • Eres impaciente, quedémonos un poco más.

Los dos hermanos empezaron a discutir. Uno totalmente calmado e impasible, y el otro estaba riendo, con tono de burla y no paraba de hacer bromas un poco ofensivas.

  • Eres un idiota. -dijo finalmente Dāku.

  • ¡Cállate!-Heian desistió de discutir con su hermano.- Y bueno, ¿de dónde sois?

  • P-pues...

Un hombre de negro entró en el parque y cual sombra se acerco a ellas. Se paró en seco a unos metros del grupo y sacó una pistola apuntando hacia las chicas. “¡Rhine! No me digas...que...” Un disparo rompió el silencio que se había formado segundos antes. La bala fue directa hacia Hikari.

  • ¡No!

Subscribe to RSS - Entradas de blog de Pandicornio en Dibujando