haciendo un Tetsubo

 Os dejo aquí el tutorial que hice para la revista nº6 de Dibujando

Hace tiempo me aficioné a la cultura japonesa medieval, así que me puse a estudiar ese mundo, la historia, indumentaria, películas de samurais, armamento y armaduras, cultura, religión shintoista, aun así lo que mas me atraían eran las armas, la mas conocida, como no, es la katana, ¿Quien no ha visto alguna vez películas o dibujos animados en el que aparezca esta famosa arma? Así como otras como shurikens, kusarikamas, yaris, etc., pero hubo una que me atraía la atención en especial, el tetsubo, no tan conocido como otras armas venidas del país del sol naciente, pero que para mi tiene cierto encanto. 

 

 El tetsubo (palo de hierro) o kanabo (palo de acero) es un arma contundente japonesa de guerra que se utilizaba para romper armaduras y los huesos del contrincante, también para derribar monturas rompiendo las patas de los caballos. Estaba hecho de madera de roble en el que se le añadía un recubrimiento metálico con tachuelas en la parte superior del arma, podía medir uno o dos metros normalmente, algunos mas pequeños podían ser del tamaño de una porra, otros llegaban a los 5 metros. Era un arma pesada, con lo cual solo los samurais corpulentos la usaban y la técnica de uso se basaba en entrenar la fuerza y mantener el equilibrio así como la guardia, un golpe con esta arma podía suponer perder la guardia del guerrero dejándolo sin defensa contra el contrincante, pero un solo golpe de este arma era suficiente para dejar fuera de combate al oponente.

 En tiendas especializadas se podía encontrar espadas, katanas, cuchillos, lanzas, diferentes armas medievales y de fantasía; pero no encontraba este arma que me tenia un tanto fascinado así que decidí hacérmela yo mismo, había visto que el diseño era muy variado, eso me daba completa libertad para hacer mi propio diseño de tetsubo, aunque nunca había trabajado madera de esta forma  con lo que me supondría un aprendizaje a la vez que iría experimentando a medida que lo fuera creando.

Herramientas:

  • Formón
  • Martillo o maza
  • Cepillo de carpintero
  • Papel de lija o lija de pintor de grosor fino y grueso 
  • Espátula pequeña
  • Lapiz
  • Regla de 1 metro o cinta métrica
  • 2 Sargentos o gatos de apriete
  • pincel
  • Rodillo de pintura
  • Cubeta de pintura
  • Espátula
  • Taládro
     

 Formón: es una herramienta que se usa para dar forma y rebajar la madera, se usa colocándola de forma inclinada con la parte plana hacia arriba y golpeando con el martillo siguiendo la veta (o hilo ) de la madera y guiándola con la mano que sujeta el formón, es preferible que la veta a seguir vaya hacia arriba, eso hace mas fácil que no se astille, con cada pasada no hay que intentar mucha profundidad, se corre el peligro de que se astille la madera mas allá de donde queremos llegar, es mejor ir dando varias pasadas hasta conseguir el límite deseado.
 

 Cepillo de carpintero: se usa para rebajar y alisar la madera, la manera correcta de usarlo es cogiendo el talón (parte trasera del cepillo) y la punta con la izquierda, así la mano izquierda guía y la derecha empuja, la pieza a trabajar debe estar paralela al suelo y bien sujeta con los sargentos a la mesa de trabajo, del mismo modo nosotros nos tenemos que poner paralelos a la pieza a trabajar y con pose firme. Al igual que con el formón hay que seguir el hilo de la madera, para comprobarlo lo colocamos encima de la pieza y lo empujamos con un dedo, si se desliza será la forma correcta, si vibra estará a contrahilo y astillaremos la madera o nos quedaremos clavados. Según cual sea la dureza de la madera deberemos ajustar la cuchilla, cuanto mas dura sea, menos debe sobresalir la cuchilla, es mejor probarla hasta conseguir que saque finas vetas de la madera.

Materiales:

 

  • Liston de madera 8 x 8 x 196 cm
  • Tachuelas de tapicero
  • Aro de hierro de 8 cm diámetro 0.5 cm grosor
  • Cinta de cuero
  • Chinchetas o tachuelas pequeñas
  • Imprimación acrílica para madera
  • Laca 
  • Esmalte metálico (opcional) 
  • Cola de carpintero


 Listón de madera: se puede conseguir en un almacén de madera o tiendas de bricolaje, es recomendable conseguir madera de roble, cedro o cualquier madera dura, cuanto mas dura sea la madera mas costará trabajarla y mas peso tendrá, pero también será mas resistente, si escogéis una madera mas blanda os costará menos trabajarla, pesará menos y será menos resistente. El tamaño lo podéis escoger como os convenga según el tamaño que decidáis hacer, las medidas que he puesto son las que elegí yo.
 

Tachuelas de tapicero y aro de hierro: hay de diferentes tamaños, formas y colores se pueden conseguir en algunas ferreterías o tiendas de material de tapicería, si tenéis la suerte de conocer una ferretería antigua puede que encontréis tachuelas de hierro forjado aunque puede que el precio os eche para atrás en la decisión de usarlas, yo escogí dos modelos diferentes, pero eran de colores diferentes, con lo que decidí pintarlas con esmalte metálico, si ya os gusta el color de la tachuela no es necesario pintarlas, 144 son las que usé para colocar 18 en cada lado, si queréis ponerlas mas juntas necesitareis mas cantidad, según el tamaño que decidáis escoger o el diseño que queráis hacer, también es recomendable coger con unas cuantas de mas por si hay algún accidente y se os dobla alguna tachuela.

 

 Cinta de cuero: se puede encontrar en tiendas de abalorios, la medida que necesitéis dependerá del tamaño del mango que diseñéis, para eso podéis hacerlo con un cordel o con una cinta métrica de costura en mi caso fueron unos 18 metros si queréis que quede con un estilo mas medieval podéis comprar cuero y cortarlo a tiras de 2 cm y cortando cada extremo a bisel con una cuchilla u hoja de afeitar uniéndolo con cola de impacto, para una buena sujeción de la cola aplicáis una fina capa en cada parte a pegar y dejáis que seque unos segundos asta que no se os pegue a las manos luego las unís apretando fuertemente unos segundos y dejando que seque completamente unas 24 horas.

 Los pasos a seguir que iré explicando son sencillos pero laboriosos y algunos requieren cierto esfuerzo para trabajar la madera. 

 

 Primero hay que tomar medidas y hacer un plano para hacer la base octogonal como vemos en el plano, dibujamos un cuadrado de la medida del ancho y alto de la madera y dibujamos otro en el centro a 45 grados y la intersección del cuadrado plano con el que está a 45º nos da la medida que deberemos marcar en la madera en cada extremo del listón luego tiramos lineas y ya tenemos por donde empezar a tallar para darle forma octogonal.

 Sujetamos bien con dos sargentos el listón sobre una mesa de trabajo que sea bien firme y empezamos a desbastar la madera con el formón, el desbaste se basa en quitar una primera parte de la madera sin llegar a los límites marcados, con que lleguemos a 2 o 3 mm de la línea es suficiente, repetimos el proceso por los cuatro lados, cuando ya lo tenemos desbastado pasamos a usar el cepillo de carpintero haciendo pasadas y cepillando la madera hasta llegar a la linea marcada comprobando que cada lado es uniforme y tiene la misma anchura, luego hay que ir lijando para que quede bien fino, el polvo que salga del lijado es recomendable guardarlo por si hay que hacer algún arreglo
 

 Puede que durante el desbastado o cepillado nos hayamos pasado de la linea, para eso hacemos una mezcla con el polvo de la madera y cola que quede como plastelina, esta masilla la aplicamos con espátula pequeña donde nos hayamos equivocado, no hace falta que quede perfecta por que esta masilla reduce, es mejor dejar un bulto y dejamos seque unas 24 horas, la lijamos bien y repetimos el proceso de enmasillado si ha reducido por debajo del plano de la madera.

 Luego tenemos que decidir a que parte será mango y que parte maza, yo usé 100 cm para el mango, marcamos con el lápiz hasta donde llegará y dejamos otra marca de 8 cm de largo para hacer el pomo del mango.
 

Una vez decidido esto primero hay que volver a rebajar la madera hasta dejarla cuadrada a la anchura que queramos que sea el mango, en mi caso 6 cm, desbastando y cepillando como hemos hecho anteriormente y dejando unos 6 o 7 cm  para dejar un rebajado gradual del mango a la maza, trabajando esta parte con el formón y lija, los limites a seguir son los cantos que tengáis entre la maza y el mango. Repetimos los pasos del plano para volver a marcar la forma octogonal  repitiendo otra vez lo mismo, desbastar, cepillar y lijar, una vez echo veremos que 6 cm  de grosor de mango puede que sea un tanto excesivo para sujetarlo así que volveremos a rebajarlo a 4 cm repitiendo los pasos anteriores, pero solo un extremo del mango hasta 50 cm de largo, al ser mas estrecho os será mas fácil rebajarlo directamente con el cepillo de carpintero, de esta forma se consigue un rebajado gradual. El pomo hay que ir rebajando y dándole forma redondeada como deseéis con el formón.
 

Por ultimo en el extremo de la maza le di una forma redondeada tan solo puliendo con lija, aunque se puede dejar plano.

 Ya tendremos la forma final de nuestro tetsubo, repasamos bien que no haya fallos, enmasillamos como explicamos antes y pasamos a marcar donde irán las tachuelas, tiramos linea por la mitad de cada lado y dejamos una marca cada 5 cm, empezando por 2 cm desde el extremo de la maza, luego cada marca la agujereamos con el taladro mas o menos a la mitad del largo del clavo de la tachuela usando una broca bien fina mas o menos del grosor del clavo de la tachuela. Luego el agujero del aro lo hacemos, con una broca medio centímetro mas grueso que del grosor del aro, en dos extremos del pomo, abrimos el aro y comprobamos que pueda entrar.

 

Ahora empezamos con el pintado, en el caso de que decidais pintar las tachas primero las clavamos sobre una caja de cartón para que queden de pié y no necesitéis tocarlas durante el pintado, el aro usé un par de pinzas de tender para agarrarlo a un cartón, incluso este proceso lo podeis hacer antes de tallar la madera ya que el esmalte metálico tarda mucho en secar completamente, entre 4 o 6 semanas. Con un pincel duro les daremos 2 o 3 capas dejando 60 minutos entre capa y capa, el color que utilicé para pintarlas es bronce.

 Antes de pintar la madera es recomendable limpiarla con un trapo o bayeta húmedos para eliminar restos de polvo que puedan haber quedado.

  

 Sujetaremos una mitad con los sargentos sobre la mesa dejando la otra mitad al aire para pintarla, aplicamos un par de capas de imprimación con rodillo a la madera para tapar los poros de ésta, dejando secar 30 minutos entre capa y capa, lijando cada capa con una lija bien fina y limpiándola con el trapo, una vez seca con las capas de imprimación hacemos lo mismo con el otro extremo, para que seque completamente y podamos aplicarle la laca esperaremos 24 horas.



  El laqueado se aplica igual que la imprimación, pudiendo aplicarle una tercera capa y dejando de 3 a 4 horas entre capa y capa, según la temperatura y humedad ambiental, el secado completo es de 16 a 24 horas, el color de la laca que usé es negro satinado, vosotros mismos podéis escoger el color y brillo que deseéis.



Ya solo queda decorar vuestro tetsubo con las tachuelas, el aro y la cinta. Primero empezamos con las tachuelas, para ello colocamos un trapo debajo del tetsubo para no dañar la pintura, e iremos clavando con el martillo cada tachuela en cada agujero, para clavarlo sin dañar la pintura de la tachuela, en el caso de que las ayais pintado, le pondremos encima un trapo con varios doblajes para no dañar la pintura de estas al golpearlas con el martillo. Una vez colocadas todas seguiremos colocándole la cinta de cuero, si es gruesa, la vais enrollando que quede junta, empezando por clavarle una  o dos chinchetas de color negro o del color que deseéis según los colores que escojáis al pintarlo, llenando así toda la zona del mango y rematándola con chinchetas para que quede bien sujeta, si la cinta es delgada queda mejor si empezáis con dos vueltas una encima de la otra y luego seguís dándole vueltas cubriendo media cinta en cada vuelta. Y ya por acabar colocáis el aro apretándolo para que quede sujeto al agujero del pomo.



 

 Y ya tendréis terminada vuestra arma de destrucción ósea, que la disfrutéis y no hagáis daño a nadie con ella.

 

3 Comentarios

Imagen de arekusan
Estupendo tutorial. Ahora, a ponerlo en práctica :)
Saludos.
Imagen de SusanaGH
Buen tutorial para quien esté interesado en hacer un tetsubo. Yo no porque no me llaman nada la atención estas cosas pero te lo has currado un montón David. Bien explicado paso a paso. 
Y sobre todo me encanta la nota final de que quien lo haga, que disfrute haciéndolo  y de él una vez terminado pero sin hacer daño a nadie. Eso es lo principal y más importante. Así que bien hecho y dicho 
Imagen de Tetsubo

gracias! 

aparte de la creación del arma conlleva cierto significado onírico en crear un arma.