Rocko!

Esta siempre ahí, esperando el momento oportuno para dar el gran golpe, el golpe que decidirá si se quedara o solo se esfumara, cansado de esperar en un rincón oscuro, lleno de fuerzas, dispuesto a crear caminos nuevos, y así prevalecer por siempre transformando lo exterior en solo una imagen de rechazo e incoherencia, desafiando la sociedad recta y estricta, desatando una batalla perdida, pero ganada en su interior, proclamándose así LA LOCURA.