El tío abuelo Johan Tastrofe. H2

El tío abuelo Johan Tastrofe era un retrato viviente de el ingenio y el descuido. Desde muy joven decidió seguir los preceptos de una de las tres ramas Tastrofe a la cual, pese que fuere imposible saber es a la que el se supone correspondía, era su gran afición el construir o armar cosas.
Entre experimentos cortando con tijera latas para hacer engranajes, o resortes, o cualquier clase de chatarra tendía a hacerse heridas bastante serias, en su juventud no era muy diferente de como es actualmente, por lo general busca hallarle la gracia a prácticamente todo, por lo general con un humor bastante negro, con tendencias a parecer paranoico suele anticiparse a peligros poco probables, como lo fue por ejemplo aquel extraño virus que solo afectaba a las personas que hubiesen sufrido mas de tres infartos.
Este era el tercero de nueve hermanos, de los cuales por cierto el menor era el fallecido Lunes Tastrofe. Es uno de los pocos Tastrofe de sangre casi completamente pura que viven actualmente, lo cual es bastante obvio al verse que tiene una piel de un gris blanquecino y el cabello de un color blanco, se dice que tenia seis dedos en el brazo izquierdo, pero es difícil de dilucidar, puesto que este lo perdió a la edad de catorce años en una disputa de la que se sabe poco, pues es de las pocas cosas que no le gusta mencionar.
Nacio a mediados de los años treinta, es un hombre gordo, de mas o menos un metro sesenta cuando esta encorvado, le faltan el brazo y el pie izquierdos,  tiene una prótesis para el pie, y otra para el brazo que sirve a la vez de bastón, también lleva una especie de prótesis de cuenca por un accidente que tuvo a los veintitrés años (es bastante común escucharlo en la mesa contar las historias de sus cicatrices a la vez que las señala) en uno de sus primeros prototipos de goggles para ver en la obscuridad, en rayos X y a través de la ropa al prototipo le volaron los seguros y el tubo que sostenia la lente salio en retroceso encajandose en su craneo, destrozando parpados, hueso... Ect, su ojo estaba bien, solo que su cuenca había sufrido un daño grave, pero curiosamente, se dio cuenta de que el mismo tubo que se había encajado en esta servia para retener el ojo si se le ponía una tapa.
Es el responsable de ponerle las turbinas a las tres casas de la familia, de el desarrollo de goggles multi usos y trabaja actualmente como ingeniero mecánico y ofreciendo sus servicios para construir cuanto aquelarre mecánico pueda llegarte a la mente.
Siempre ha sentido especial afecto por el nieto de su hermano, el joven K, el cual en un accidente similar al que tuvo este con los goggles perdió gran parte de la nariz y la visión en un ojo, por lo que por lo general siempre esta especialmente pendiente de el, y lo recibió cual si fuera su propio hijo cuando tuvo la noticia que tenia que mudarse a Chespiraux para recibir educación universitaria y se quedaría con el, aunque lamentablemente también con la viuda de Lunes, con la que desde hacia cuatro meses compartía casa...