Después de la batalla

Mi sadida Fiamma, después de enfrentarse a un moob especialmente grande de Crujincas en Astrub, se toma un merecido descanso entre los escombros de los enemigos, acompañada por sus invocaciones, sus leales muñecas voodoo.