2nd LIFE - COFI (Padre)

-Mapache macho de 3 años de edad, padre del protagonista y sus hermanos.

-Es un mapache nómada que proviene de más allá de las montañas del parque natural donde reside Cookie.

-Gusta de bañarse por las noches en el lago del bosque en primavera y contemplar las estrellas mientras flota en sus cálidas aguas.

-De carácter taciturno.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El invierno dejo paso a las hermosas noches despejadas de la primavera, donde sus cielos mostraban una infinidad de estrellas que se reflejaban en las aguas del lago junto a la luz de la Luna.

Entre los arbustos se deslizaba una figura pequeña y esbelta que se arrimaba a la ladera del lago a saciar su sed. Esa pequeña criatura era una linda mapache de tez blanquecina y ojos negros como el carbón llamada Cookie.

Cuando ella se disponía a beber del lago habitualmente agachaba la cabeza cerrando sus ojos y girando sus orejas hacia atrás para asegurarse de que nada se le acercase por la espalda, pero aquella noche algo la hizo beber con los ojos bien abiertos y sus orejas orientadas completamente hacia adelante, contemplando una figura redondeada, flotando en las aguas del lago bocarriba, observando el cielo en total silencio.

Cookie dejo de beber para observar atentamente, cuando de repente el misterioso personaje giro su cabeza en su misma dirección, contemplándola con sus enorme ojos rojizos que brillaban reflejando la luz de la Luna. Cookie se puso en tensión al ver aquellos ojos brillando en la oscuridad de la noche. Para cuando ella quiso darse cuenta, la silueta desapareció bajo las aguas para no volverse a dejar ver.

Cookie se alzo sobre sus cuartos traseros oteando el horizonte del lago para localizar a la extraña criatura, olfateando el aire en busca de algún rastro, girando sus orejas en todas direcciones en busca del más mínimo sonido delator y afinando la vista para contemplar alguna onda en el agua que pudiera dar muestras de que aun seguía por la zona. Pero nada. Tan pronto apareció ante sus ojos como desapareció.

Extrañada, decidió dar media vuelta y regresar a su madriguera que se encontraba a escasos metros de la ladera del rio bajo una hermosa Tuya Canadiense que se dividía en dos desde su base y que en primavera le proporcionaba dulces frutos con los que alimentarse.

Como era costumbre en ella, tras un largo día en búsqueda de alimento al caer la noche se reunía con otras mapaches de las cercanías para conversas, casi todas ellas estaban recién paridas, otras estaban a punto de dar a luz y Cookie era la única que aun no podía aportar nada a una conversación que giraba en torno a las maravillas de la maternidad. Cosa que comenzaba a incomodarla, pues aunque ya sabía lo que era estar en celo, realmente no le interesaba que se le acercase ningún macho calenturiento, por lo tanto solo podía quedarse sentada esperando a que sus amigas cambiaran de tema, cosa que no fue así aquella noche.

Su creciente malestar le hizo recordar al extraño ser que encontró la noche anterior flotando en el lago bajo la luz de la Luna, lo que la hizo inventarse una excusa para abandonar el grupo y aproximarse corriendo al lago, encontrando una vez más lo que buscaba.
La extraña criatura volvió a aparecer de nuevo flotando lejos, cerca del centro del lago donde había mayor profundidad, contemplando el cielo.
Cookie se agacho, arqueo sus orejas hacia adelante y comenzó a beber de la ladera del lago mientras mantenía su mirada fijada en la extraña criatura otra vez, esperando quizás que girase su rostro para volverla a contemplar con aquellos ojos rojo sangre que la hipnotizaban.

Pero ese momento extrañamente placentero se hecho a perder cuando una de sus amigas de grupo extrañada por su repentina marcha se acerco a ella por detrás llamándola por su nombre, haciendo que esta lanzara un fuerte grito asustada.
Cookie no tardo mucho en reconocer a su amiga Poopy, una mapache de colores claros, redondita, de ojos azulados que aun esperaba las gotas de las lluvias para dar a luz.


Poopy: ¡Cookie! ¿Estas bien?

Cookie se veía completamente agitada, tanto que podía verse claramente el vapor de su temblorosa respiración asomar de su boca, cosa que a su amiga le extrañaba ver, pues no era una noche para nada fría.

Cookie: ¡POOPY! ¡¿Q~Que haces tu aquí?! ¿No se suponía que estabas con las demás en el bosque charlando?

Poopy: ¡Nah! Yo también comencé a aburrirme. Como tu.

Decía esta a Cookie mientras le guiñaba un ojo.

Cookie: Oh... ¿Tanto se me a notado?

Poopy: ¡Nah! Solo yo, creo. Las demás estaban muy centradas en la conversación. ¿Que has venido a hacer aquí?

Cookie: ¿EEH? ¿YO? EEemm... ¡¡BEBER!! ¡ESO! ¡¡BEBER MUCHA AGUA!!

Poopy: ¡Jajajaja! Chica, estas rarísima, ni que hubieras visto a un fantasma.

Cuando Cookie escucho esa palabra giro sobre si misma en busca del ser que había venido buscando pero una vez más volvió a desaparecer sigilosamente.

Cookie: ¡AGH! ¡MIERDA!

Poopy: ¿Mierda?

Cookie: ¡AH! ¡Nada! No es nada.

Poopy: Estabas bebiendo agua. ¿Puedo acompañarte?

Cookie: Ah... Claro.

Tras unos breves momentos de conversación ambas mapaches decidieron volver cada una a sus respectivos hogares, Poopy se adelanto mientras Cookie permaneció unos instantes más frente a la ladera del lago acicalándose las orejas. Cuando la figura de su amiga desapareció entre la espesa maleza del bosque Cookie escucho unos extraños sonidos tras ella, provenientes del lago, como burbujas estallando, similares a las que formaban las ranas en sus frecuentes chapoteos en las riveras de los ríos.

Al girarse, contemplo medio rostro asomando sobre el agua, clavando su brillante mirada en ella, como un cocodrilo acechando a su presa. Tal fue la sorpresa de tenerlo tan de cerca, apenas a un metro de ella, que la pobre Cookie asustada piso a fondo el acelerador, poniendo pies en polvorosa.

Cuando esta llego a su madriguera y tras unos segundos tratando de recobrar el aliento, comenzó a dar pequeños saltos furiosa, prometiéndose a si misma desvelar el misterio del "monstruo del lago" la próxima vez.

Y tal noche llego, pero ya no era una noche como las anteriores, esta era fría y cubierta por nubes de lluvia que amenazaban tormenta, Cookie se acordó de su amiga Poopy, pensando en que esa noche sería muy especial para ella, tras ello fijo su mirada en el lago, completamente ausente de la figura de la criatura.

Cookie bajo su rostro contemplando la ladera del lago, comenzando a pensar si alguna vez volvería a ver de nuevo a esa extraña criatura de ojos rojizos y brillantes, en ese momento "algo" menciono su nombre a sus espaldas. El cuerpo de Cookie se tenso por completo, girando lentamente para descubrir la procedencia de esa voz que le era totalmente desconocida. Una vez más solo pudo ver dos enormes puntos rojizos que parecían flotar en el aire amparados por el anonimato de la noche. Las nubes negras de lluvia dieron una breve tregua a la Luna para asomar y dejar un espacio iluminado entre Cookie y el extraño ser.

Hecho que este último aprovecho para dejarse ver dando un paso al frente.

Era otro mapache, un poco más grande que ella, que lucía un hermoso flequillo y un antifaz azul marino que rodeaban sus dos ojos color sangre, que ya no se veían tan brillantes a la luz de la luna, pero que igualmente se veían hermosos.

Las nubes volvieron a esconder la luna llena, dejando nuevamente en penumbra la zona y comenzando a llover, Cookie no se lo pensó dos veces, rodeo al mapache, que inmóvil y en silencio le seguía con la mirada mientras ella se alejaba de el. Tras alejarse unos metros, Cookie, se detuvo, observando tímidamente tras ella al extraño animal, que seguía ahí quieto, observándola en la lejanía mientras su pelaje se humedecía más y más bajo la lluvia, Cookie no pudo evitar sentirse mal por el, sentándose sobre el húmedo suelo y haciéndole una señal con el brazo para indicarle que podía acompañarla a guarecerse de la lluvia con ella.

El extraño mapache se mantuvo en el sitio, mirando hacia otro lado, ignorándola...


Cookie: ¡EH! ¡MUEVE TU PELUDO TRASERO!

El taciturno mapache giro la cabeza, entrecerró los ojos, se puso en pie y siguió a Cookie hasta su madriguera manteniendo las distancias. Al llegar a la madriguera Cookie se adentro hasta el fondo de esta, llena de hojas secas otoñales que calentaban rápidamente el cuerpo tras tumbarse sobre ellas, al contrario, su invitado se mantuvo de espaldas a ella, bajo la entrada.
Aun dándole la espalda, este, le agradeció su hospitalidad, Cookie vio conveniente presentarse y espero lo propio de el.


Cofi: Me llamo Cofi. Encantado.

Cookie: Igualmente... Eem, te ves muy mojado. ¿Porque no vienes y entras en calor?

Cofi se mantuvo unos segundos en silencio antes de responder.

Cofi: Gracias, pero no quiero abusar de tu hospitalidad.

Cookie: ¿Abusar? Soy yo quien te a propuesto venir aquí. No estas abusando de mis hospitalidad.

Cofi: Perdona. Es la primera vez que me veo en esta situación,  no se muy bien como reaccionar.

Cookie: Bueno... Puedes comenzar entrando, sentarte y hablarme un poco de ti.

El "monstruo del rio" llamado Cofi giro su rostro, sonrió levemente y se adentro al interior de la madriguera lentamente, más cálida y con "vistas más alegres".

Cookie pensó para si misma lo estúpida que se sentía. ¿Como pudo haber tenido miedo de un mapache tan caballeroso? Su profunda mirada color sangre ya no le infundía respeto, si no curiosidad. Y lo que parecía que iba a ser una noche más se torno en una cálida conversación entre ambos que finalizo a la mañana siguiente con Cookie despertando apoyada en el costado de Cofi que aun seguía durmiendo.

Hacía tiempo que Cookie no disfrutaba de dormir en compañía de alguien.

Alguien que rápidamente se abriría un hueco en su corazón.

6 Comentarios

Imagen de poroniel-33
esta interesante como has planteado lo de la reproducción como algo tan natural  es un muy buen universo el que has creado  

ya que te interesan mucho los mapaches  no se si has visto esta serie de anime, uchouten kazoku te la recomiendo es super entretenida  

te dejo el link si quieres echarle un ojo

Imagen de EVANGELION-02
La conozco desde hace años, me vi su segunda y ultima temporada el año pasado. Una joya en si misma y gran fuente de inspiración.

Aunque hay que resaltar el detalle de que sus protagonistas no son Mapaches, si no TANUKIS, o "Perros Mapache", la gente los confunde por sus similitudes fisicas pero son especies completamente distintas.  

Los Mapaches provienen de la familia Procyonida y estan más emparentados geneticamente con los Osos. Son estrictamente omnivoros, comen de todo, como nosotros.

Sus patas delanteras vendrian a ser más como "manos" pues poseen 4 dedos y un pulgar prensiles.

Mientras que los Tanukis provienen de la familia de los canidos y estan más emparentados con los perros y el lobo. Son estrictamente carnivoros.

Los Tanuki poseen patas convencionales diseñadas para sostener el peso del animal entre otros, pero no le permiten manipular objetos como a los Mapaches.

Los parecidos que puedan tener ambas especies son pura casualidad evolutiva.

Otra vez más, gracias por pasarte y comentar Poroniel. Actualmente estoy trabajando en el comic de 2nd LIFE, del que no publicare nada hasta el año que viene. Espero que guste a (casi) todo el mundo.

Saludos!
Imagen de poroniel-33
ho como te manejas  disculpa mi ignorancia sobre el tema   

no veo por que no le gustaría a los seguidores del cómic, pero tenes que ver a que publico sera dirigido eso es muy importante ....  la manera en que estas desarrollando esta historia, no se puede hacer a corto plazo, ya que he visto que contiene una infinidad de detalles tanto consientes como inconscientes 

       


Imagen de EVANGELION-02

El arte llama a los artistas. Es pura gravedad ((creo)).

En cuanto al tipo de publico, siempre dejare claro que NO sera una historia dirigida a menores, que nadie se deje engañar por el aspecto adorable de sus protagonistas.

Esta historia tocara muchos temas:

Comenzara siendo un relato que se centrara en la vida de una familia de mapaches canadienses, con Cookie, como cabeza de familia y protagonista que ira cediendo protagonismo a su hijo más joven Cofi con el tiempo.
Pequeñas historias con toques realistas aderezadas con una pizca de fantasía donde el lector podrá aprender a la vez que se sumerge en una historia emocional.

El intermedio se centrara en el crecimiento de Cofi y sus hermanos durante su etapa infantil hasta la edad adulta de 1 año.

El desenlace de la historia comenzara con un largo viaje de auto-descubrimiento del protagonista lejos de su familia y hogar. Con la duda hacia el lector sobre el destino final del protagonista, en base a su promesa de regresar y volver con su familia. Tocare muchos temas éticos e históricos ((de ahí que dijera que quizás no guste a todo el mundo, pues tocare temas delicados basándome en mi propia experiencia y en hechos históricos muy trágicos)).

La historia es muy compleja si, así que tratare de condensarla en pequeños guiones para no sobrecargarme entre mi afición y trabajo.

Me encantara recibir tus criticas constructivas en el futuro Poroniel.
Imagen de poroniel-33
tendrás que unir todo sobre una montaña rusa de emociones, desde la crudeza hasta lo cómico y tragicómico como la vida misma... de esa manera esos pequeños momentos de felicidad y tristeza , serán lo que logren conectarse con el lector, ya que estará dirigido a un publico adulto, y es tu deber lograr que ellos se identifiquen con tus personajes... el secreto es la nostalgia 

si una madre lee tu historia se identificara con la madre de coffi   
si a alguien a perdido un ser querido se identificara con x personaje 
si alguien a luchado contra su hermano también   

por lo que eh leído de tu proyecto, tienes todos lo ingredientes para hacer una historia entretenida, lo importante es lograr un buen equilibrio en cuanto a trama y dibujo
Imagen de EVANGELION-02
Trataremos de mezclar bien los ingredientes a fuego lento para sacar una historia que todo el mundo quiera degustar.