Los Guerreros De La Luz (Capitulo 1) - Blog de EMP-Ray

Pues echando un vistazo por la página, vi que hacía un tiempo que había publicado el último capítulo de la Historia de Raúl, y como me aburría he ido a escribir un ratito mi historia, y al abrirla pensé que como hacía mucho que no publicaba nada, no estaría mal hacerlo, así que... aviso es un capítulo que cuenta un poco la rutina de los príncipes, bueno aquí lo dejo...
 Capitulo 1: Presentaciones “A Otra Parte”
 
En el Reino de la Electricidad. Shaila estaba durmiendo, cuando su precioso y blanco gato Bola entro a la habitación, se acercó a su cama y saltó sobre ella, le puso la pata en la nariz y… Shaila se levanto de golpe, Bola  dio un salto atrás para que no lo lanzará por los aires con el brusco movimiento. Entonces Shaila enfada y medio dormida preguntó a Bola:
-¿Qué haces, no ves que estoy durmiendo?
-Tranquila Shaila, es que tu madre me ha mandado despertarte. -contestó Bola un poco asustado.
-Oye Bola, no te des muchos aires de jefe que solo tienes dos años y aquí solo llevas uno. -refunfuño Shaila.
-Ya lo sé, pero, un año de mi vida no es igual que un año de la tuya.
-¿Por? -dijo Shaila un poco extrañada.
-Yo solo vivo dieciséis años más o menos.
-Da igual, gracias por la lección, sabes de qué tengo ganas ahora- dijo Shaila contenta.
-No es muy difícil saberlo, tienes ganas de comer. -dijo Bola vacilando.
-Correcto, me voy a desayunar. -dijo Shaila saliendo de la habitación.
-¡Shaila, espera! -gritó Bola, y como no venía, gritó a pleno pulmón.-¡¡Shaila!!
-¿Qué? -dijo entrando a la habitación.
-Deberías hacer la cama, Shaila.
-Luego que ahora tengo hambre.
-Que más te da hacerla ahora que hacerla después.
-No, que más te a ti, es mi cama, la haré cuando quiera como si la quiero hacer por la tarde.
-No la harás, estas esperando a que la haga tu madre mientras desayunas.
-Mentira, la haré yo. -dijo  Shaila indignada, al ver que había descubierto sus intenciones
-Vale… -dijo Bola sonriendo maliciosamente y gritó. -¡Eh Eleictria, dice Shaila que ella hará la cama!
-¡Me parece muy bien! - gritó Lorena la madre de Shaila, desde la cocina.
-¿Pero qué haces? - preguntó indignada.
-Asegurarme, de que cumples tu promesa.
-Vamos date prisa, que te quedas sin desayunar. -dijo Shaila enfada saliendo de la habitación corriendo.
-Ya voy, pesada, que quiero verte cumplir tu promesa.
-¡Te vas a quedar sin esa comida sabor a salmón! –gritó Shaila desde el pasillo.
-Eso sí que no. - dijo Bola bajando de la cama y echando a correr como un loco.
 
En ese momento, en el Reino del Agua, Raúl y su hermana Naia se estaban despertando. Raúl se levantó y fue a despertar a su hermana, se acercaba lentamente, cuando de repente… entró su perro Husky (un Husky Siberiano) se lanzó encima de Raúl tirándolo al suelo. Entonces Naia se despertó y dijo enfadada:
-¡Me queréis dejar dormir!
-Me parece que alguien se ha levantado con malas pulgas. - dijo Raúl con un tono vacilón.
-Ya te digo Raúl, hay que ver como se enfada.
-Oye Husky, te podrías quitar de encima.
-¡Claro que sí! -dijo Husky levantándose de encima de Raúl.
-Bueno chicos, es hora de desayunar -dijo Naia levantándose de la cama.
-Correcto -dijo Raúl y se giró hacia Husky y preguntó -Husky ¿Qué hay para desayunar?
-No sé, porque no lo comprobamos.
-A mi me parece buena idea. -dijo Naia contenta.
-A mi también.
-¿Pues qué hacemos aquí parados? -pregunto Husky.
-Eso es lo que me preguntaba, ¿A que tú también te lo preguntabas, hermana?
-Si te digo la verdad, es que no hermano, yo me preguntaba como os aguanto.
-¡Claro ya se, Husky! es que las chicas piensan diferente.
-Pues sí, se acaba de demostrar como son de raritas.
-Pues la que se lo pregunta ahora soy yo. -dijo Naia enfadada y saliendo de la habitación dijo. -¡No os quedéis ahí parados!
-Perdóneme, alteza. -dijo Raúl vacilando, haciendo una reverencia, y saliendo de la habitación.
-Ya veremos si te perdono. –dijo Naia cuando Raúl estaba en la puerta.
-Hay que ver, que dos. -dijo Husky y echo a correr detrás de ellos.
 
Mientras, en el Reino de la Planta, Dahlia estaba intentando despertar a su hermano Rubén, pero no lo conseguía, así que gritó bajito:
-¡Lula!
Entonces por la puerta entro una conejita muy mona que le contesto:
-Que quieres, Dahlia.
-Me ayudarías a despertar a mi hermano.
-Claro, que tengo que hacer.
-Es muy fácil tienes que… - le susurró a Lula.
-A vale, pero, flojito.
-Sí, no le vayas a hacer daño.
Lula se subió a la cama de Rubén se acercó a su mano derecha, le mordió el dedo gordo y…
-¡¡Aaah!! –grito Rubén de dolor, llevándose el dedo a la boca.
-Je, je, buenos días, espero que Lula no te haya hecho daño.
Rubén le enseña el dedo con un corte por el mordisco de Lula y le dice enfadado:
-Mira que gracia.
-Lo siento - dijo triste se dio la vuelta en dirección a Lula y le dijo enfadada: -Lula te dije que le mordieras flojo.
-Lo siento -dijo bajando la cabecita deprimida.
-Lula, tú no tienes la culpa, la culpa es de mi hermana.
-¡Mía! ¿¡Por qué!?-gritó Dahlia.
-Si tuya, seguro que tu le dijiste que lo hiciera.
-Si… pero le dije que lo hiciera flojito.
-Eso es cierto no es culpa de Dahlia, es mía Rubén se me fue el diente.
-No Lula, es mi culpa –se giró hacia Rubén - lo siento hermano.
-No, no le he mordido flojo por lo de ayer.
-Pues al final esculpa mía, je, je.- dice Rubén vacilando.
Dahlia no dijo nada y se quedó mirando fijamente a su hermano, que se empezó a sentir incómodo y Dahlia dijo seria:
-…hermano.
-¿Qué?
-Je je, mira que eres. -dijo Dahlia contenta.
-Uf… vamos a desayunar. –dijo Rubén aliviado
 
En esos momentos, en el Reino del Fuego, Rodrigo se estaba despertando y entonces se abrió la puerta lentamente, Rodrigo se asustó y apareció una bola de pelo gris muy pequeña era… su hámster Manchón, un hámster ruso, Rodrigo suspiro y dijo aliviado:
-Que susto, Manchón.
-Lo siento, tu madre me ha mandado despertaros. -dijo Manchón acercándose a la cama de Rodrigo.
-No pasa nada, Manchón.
De repente algo empezó a moverse en la cama de al lado y de las sabanas salió… Mireia.
-¡Aaah, un monstruo! A no si es mi hermana que se acaba de despertar.
-Ja, ja, ja, muy gracioso hermano.
-Lo sé, soy muy gracioso.
-Claro, como lo sabes todo. -dijo Mireia vacilando.
-No lo sé todo, pero, más que tú se. –dijo señalándola.
-Grr…- gruño Mireia enfadada- Mm…vale si eres tan listo… -dijo pensativa y con una sonrisa maliciosa.
-¿Qué?
-¿Qué hay para desayunar?
-Mm… tostadas.
-¡Mamá! -chilló Mireia.
-¿Qué?
-¿Qué hay para desayunar?
-¡Tostadas!
-¡Toma! ¿Decías?
-Ha sido una casualidad. –dijo Mireia cabreada.
-¡Mamá! -gritó Rodrigo.
-¿Qué?
-¡Con mermelada de… melocotón!
-¡Sí, Rodrigo, la de fresa se ha acabado! ¿Cómo lo sabías la he sacado esta mañana del armario alto?
-Otra casualidad.
-Piensa un color.
-Vale…ya.
-Mm…amarillo.
-Correcto.
-Soy adivino.
-No eres adivino, eres…
-Si…
-Eres tan listo que lo adivinaste con la lógica. –dijo Mireia con desgana como si la obligaran.
-Lo sé, lo hice a posta. –dijo Rodrigo con aires de superioridad y cruzando los brazos
-Y yo también. –dijo Mireia sonriendo maliciosamente
-¿Tú también qué? –dijo Rodrigo extrañado aunque intuía la respuesta. 
-Sabía que lo hacías a posta, así que te lo dije por hacerte un favor, je, je, que buena actriz soy. –dijo con aires de superioridad levantándose de la cama y saliendo de la habitación.
Rodrigo se levantó de la cama y salió enfadado de la habitación, Manchón que iba detrás de él le dijo cuando estaba en la puerta:
-No pasa nada ya se la devolverás.
-Gracias, Manchón.
-Aunque hay que reconocer que va a ser difícil, es buena. –dijo cuando ya se había ido. 
 
Cada uno salió de su palacio y se dirigió a un taxi que estaba en la puerta de cada palacio. Shaila, se montó en un taxi amarillo; Raúl y Naia se montaron en una barca taxi azul; Rubén y Dahlia se montaron en uno ecológico verde; Mireia y Rodrigo se montaron en uno rojo. Sus taxis arrancaron a la vez.
 
En un pequeño claro entre el Reino de la Electricidad y el Reino del Agua. Dahlia y Rubén estaban esperando con su madre, con una cesta verde, a que llegaran los demás, entonces aparecieron, Rodrigo y Mireia corriendo y su madre, que llevaba una cesta roja, detrás andando tranquilamente.
Se saludaron todos.
Entonces aparecieron Shaila y su madre andando, con una cesta amarilla y charlando. Cuando llegaron la madre de Shaila se acerca a saludar a las demás madres.
-Hola, chicas.
-Hola Eleictria, que tal te estábamos esperando. –dijo Ignaira la madre de Rodrigo y Mireia 
-Mira siempre llegas la 3ª, pero si has traído a tu hija Shaila, hola. -dijo Florestra la madre de Dahlia y Rubén.
Todos los príncipes saludaron y se presentaron a Shaila, entonces ella les sonrió ampliamente y dijo:
-Hola, chicos.
-Perdona Shaila. -dijo Dahlia.
-¿Dime?
-¿No te presentas? -dijo Rubén.
- “Presentaciones a otra parte”, es que lo de presentarse… lo veo un poco inútil, ya me conoceréis.
-No tiene mucha lógica no presentarse, pero “Presentaciones a otra parte” mola -dijo Rodrigo
-Por supuesto. -dijo Shaila con aires de grandeza.
-Shaila, ¿verdad? -dijo Mireia.
-Sí, ¿Qué?
-Empecemos a cocernos, ¿eres la princesa de la electricidad?
 -Sí, pero…
-¿Qué?
-¿Como lo has sabido? -dijo Shaila extrañada
-No, lo hemos sabido por tus ojos, tu pelo y el chándal que llevas son amarillos, ese es el color de la electricidad, además si vienes con la reina de la electricidad, y dicen que es tu madre. -dijo Rodrigo
-Ah… es verdad, entonces… vosotros sois los príncipes del fuego, porque tienes el pelo y los ojos rojos y vais con un chándal rojo como él.
-Y nosotros somos los príncipes de las plantas. -dijo Dahlia.
-Por eso, tenemos el pelo y los ojos verdes y llevamos un chándal verde. -dijo Rubén.
-Y esos dos tardones de pelo y ojos azules, y que van con un chándal azul,  que corren como unos locos son Raúl y Naia… -dijo Rodrigo pero Shaila lo interrumpió:
-Lo adivino, los príncipes del agua.
-¡Correcto! -dijeron los cuatro a la vez.
-Ji, ji. -se rió Shaila.
-Hola. -dijo Raúl.
Entonces Shaila salió de detrás de los demás y dijo:
-Hola, soy Shaila, encantada.
Raúl se quedó mirando a Shaila y dijo agotado:
-Hola… soy Raúl y… esa es mi hermana… Naia.
Entonces llegó Naia y le dijo a Shaila:
-Hola soy Naia, encantada.
-Hola, yo Shaila.
- Soy la…
-Lo sé.
-Bueno, pongámonos en marcha. -dijo Aquaia, la madre de Raúl y Naia, que sujetaba una cesta azul.
-¡Sí! -dijeron todos a la vez.
-Por allí. -dijo Eleictria señalando a un sendero muy ancho que atravesaba un bosque situado a su derecha. 
He de decir que para Shaila será su nueva rutina, y he de añadir que en el Mundo de la Luz los animales pueden hablar, pero solo son entendidos por Lúminis y en su defecto Oscuritez, también tiene alas en el interior de su cuerpo, los animales normales de la Tierra solo son entendidos por los príncipes de las Bestias, y también que espero que os guste 

4 Comentarios

Imagen de Tauro
Me gusta ^^
Imagen de EMP-Ray
Me alegro de que te guste
Imagen de Tenshi
Oh! Gran capitulo! Es el principio de un gran comienzo, este capitulo muestra un poco el entorno de los guerreros, pero Shaila no tenía un hermano?? 
Imagen de EMP-Ray
Gracias! aunque este capitulo no tiene mucho, si se podría decir que si muestra un poco su entorno, pero supongo que poco más, y hermano que hermano si no tiene no ves que no aparece XD (bueno vale si tiene pero no aparece hasta más adelante)
Subscribe to RSS - Entradas de blog de EMP-Ray en Dibujando