La Historia de Raúl (Capitulo 7: Un increíble secreto tras una triste historia) - Blog de EMP-Ray

"Bueno creo que ha estas alturas ya no tiene remedio así que lo diré, este es el capitulo 7, el penúltimo... pues digamos que debería haber acabado el 8 pero digamos que últimamente he tenido varias cosas que hacer y puede que se retrase "un poco" pero yo prometo que intentaré tenerlo a tiempo, pero si no puedo me daré prisa en subirlo cuanto antes... También quería informar que al final de este capitulo pondré una conversación que ocurre después de que Raúl le cuente a Shaila esta parte de la historia... anteriormente no he puesto las conversaciones intermedias, pero es que sin la conversación del final no creo que se entienda el nombre del capitulo, pero lo primero es lo primero..."
 
 Husky y yo empezamos a correr por el bosque. Los dos estábamos muy callados, yo no me podía quitar el mal presentimiento, y solo con ver la cara de funeral de Husky, ese presentimiento aumentaba. Decidí dar conversación:
-Oye Husky…-dije preocupado.
-¿Qué? –me preguntó algo sorprendido.
-Me estas ocultando algo. –le dije seriamente.
-¡No te importa, es algo personal! –me ladró furioso.
-Lo siento…-dije triste  bajando la cabeza y mirando a otro lado.
-No pasa nada…da igual supongo que me he alterado un poco al saber… -Husky no pudo continuar hablando, así que bajo la cabeza y gruño bajito.
Me paré aunque no quería hacerle hablar porque veía que le costaba y le hacía daño al menos quería decirle una cosa, con esa idea en mente le dije:
-Quiero que sepas una cosa…-se dio la vuelta con intención de escucharme, tome aire le solté de golpe: -Que sepas, que pase lo que pase, y sea lo que sea eso que te atormenta, yo estoy aquí para ayudarte y para animarte, si decides contármelo bien y si no lo haces también bien, porque somos amigos y los amigos se ayudan, ¿o no es así? –estaba jadeando me había quedado sin aire, pero aun pude gritar: -¡Es que no ves me estoy preocupando porque me entristece esa cara de funeral que llevas!

Entonces una Sombra se dio cuenta de nuestra presencia y sin que nadie se diera cuenta se escabulló de la batalla. Lo siguiente que recuerdo es a Husky abalanzándose encima de mí, tirándome al suelo, oír como algo se desgarraba y ver a la Sombra pasando por encima de nosotros, no sé si fue impresión mía o la se iba riendo, aunque no fuera así tuve un escalofrió y un mal presentimiento a la vez, vi a la Sombra dispuesta con sus enormes garras ensangrentadas mirándonos y sonriendo maliciosamente, y se disponía a atacarnos…cuando una Bala de Luz, alcanzó su oscuro corazón, entonces desde el orificio de la bala se empezaron a crearse grietas de luz, que se extendieron por todo su cuerpo, y estalló, vi una luz, me tuve que tapar los ojos, y un oí “Gracias” y un “Lo siento” me quede pensando: “Gracias, lo entiendo a medias, porque a ese fragmento de Luz le han quitado la oscuridad, pero…¿Lo siento? ¿Será por qué nos ha atacado?” De repente oí un alarido… era Husky, estaba muy callado, me preocupe, entonces algo comprobó mis sospechas unas gotas empezaron a caer sobre mis piernas y luego en mi mano, cuando la mire vi que la gota que había caído era de sangre…

El ataque de la sombra había alcanzado a Husky y se estaba desangrando encima mío, yo estaba tumbado  mirando mi mano atónito, sangre… había sangre en ella… sangre de Husky, me había protegido del ataque recibiéndolo él. Me incorporé como pude hasta que dar sentado con Husky tendido sobre mis piernas, entonces lo vi… tenía una herida que le cruzaba todo el lomo, la carne estaba desgarrada y sangraba mucho, los pantalones que había cogido estaban empapados de sangre. Las lágrimas brotaron de mis ojos como una cascada de emociones, me tendí sobre él y me aferré fuertemente a su cuerpo, su sangre manchó mi camiseta, no podía dejar de gritar: ¡No te mueras, no te mueras! Mis lágrimas cayeron sobre su herida y mis manos se cerraron como puños con fuerza sobre su pelaje, que estaba pegajoso y cubierto de sangre. Sentí de repente como una fuerza en mis manos, me incorporé asustado sentía una fuerza dentro de mis manos, una fuerza que exigía ser liberada, las abrí lentamente y cuando estaban extendidas del todo comenzaron a brillar, no podía ser me dije, todavía no puedo, estaba asustado como puede estar sucediendo esto… pero quité esos pensamientos y me centré en lo importante, puse mis manos que emanaban luz sobre la herida de Husky, y está comenzó a brillar y se fue cerrando poco a poco, cuando ya no quedaba ni rastro mis manos dejaron de brillar, las retiré lentamente y observe que el único rastro de la herida era la sangre esparcida por todos lados…
"Bueno hasta aquí la parte de la historia contada como ya dije al principio, esta parte es un conversación que ocurre después de que Raúl le cuente esto a Shaila, en esta conversación participan Naia (que estaba presente mientras se contaba la historia) Shaila y Raúl, aquí la dejo..."

-Pero…pero… ¡¿cómo?!
-Te juro que es verdad, Shai, ¿verdad, hermana?
-Si Husky te lo puede decir… no sabemos porque, yo creo que es porque mi hermano es especial, estos poderes se suelen desarrollar cuando has pegado el "Cambio", porque tu elemento interior está controlado y tranquilo, y lo puedes transformar en Luz; antes es imposible porque tu elemento esta como en "estado salvaje" y no puedes transformarlo en nada.
A Shaila se la iluminó el rostro y dijo:
-Claro que lo es… nunca pensé que sería amiga de uno, lo veía tan lejano…
-¿Eh? –soltaron los príncipes del agua a la vez.
-¿No habéis oído hablar de la profecía?
-¿Pro…fe…cía? ¡Ah! Claro como no había pensado en ello, dices esta…- se aclaró la garganta. -“Los príncipes de cuatro reinos restauraran la Luz de los Oscuritez, dominando a su vez el Modo Definitivo, brillarán y destacarán desde pequeños”-dijo recitando de memoria como se lo había enseñado se madre.
-Ah…esa dices…pos no te digo que no podría ser- dijo Raúl pensando profundamente en ello. –Entonces mi hermana también, ¿no?
-Podía ser, pero no sabemos, si ella hace algo tan increíble como esto se demostrará que sois los de la profecía… me pregunto… ¿y los demás?
-Todo el mundo apuesta por los cuatro elementos principales: “Agua, Viento, Tierra y Fuego” aunque claro también se dice que las Plantas también pueden ser los de la leyenda… es una apuesta difícil… - dijo Naia pensativa.
-Que suerte tenéis… - dijo Shaila riéndose tristemente. - A vuestro lado me siento pequeña e insignificante sois…
-No digas eso –la interrumpió Raúl serio- No digas eso no en broma - la cogió por los hombros y la miró serio. –Nadie es pequeño e insignificante ¡me entiendes! todas las vidas valen mucho… - sonrió. –Además no se ha decidido, ¿quién sabe? a lo mejor tú eres uno de ellos y todo, así que no digas eso, ¿vale? – le guiñó un ojo.
Shaila bajó la cabeza, cerró los ojos y cuando la levantó y abrió los ojos, esbozó una sonrisa y dijo: - Vale.
Subscribe to RSS - Entradas de blog de EMP-Ray en Dibujando