La Historia de Raúl (Capitulo 4: Mi prima) - Blog de EMP-Ray

"Ya esta aquí el capitulo 4 de esta historia de uno de los personajes de "Los Guerreros De La Luz" no pensé que esta historia durara tanto, cuando empecé a escribirla pensé que sería un relato corto y no ocupara mucho pero escribí y escribí y ya van 8 capítulos y no la he terminado digamos que... me falta la mitad del 8, lo que espero que sea el final, para volver a la historia central (ya se me hace hasta lejana) Supongo que tendréis ganas de que pare de escribir esto y ponga la historia ya, pues ahí va, prepárense..."
-Pues verás…soy…un súbdito…que está buscando trabajo. -me costaba decir las palabras y la voz me temblaba, estaba muerto de miedo.
-Mm…-me miró de arriba abajo y dijo: -¿De qué quieres trabajar?
-No sé, me…da…igual, solo quiero… algo de dinero para mi….
-¿Qué pasa, que robando no consigues nada y has venido al castillo por qué es dónde mas hay?
-Sí, más… o menos… así es.
-Aquí no vas a poder robar nada, te lo advierto.
-Intentaré…no hacerlo.
Mi prima se rió a carcajadas y dijo:
-Eres un mal tipo… me gustas, aunque te entrecortas demasiado, ¿eres tartamudo o algo así?
Entonces supe que me había ganado un poco su confianza y el miedo empezó a desaparecer.
-No es eso, es la impresión de tener a una princesa como usted cerca.
-Ja ja, ja, pero si lo has dicho todo seguido, ¿qué pasa ya no te impresiono?
-Mucho, pero me he relajado al ver que era de su agrado. -le hice una reverencia para parecer que estaba a sus pies.
-¿Te daba miedo no agradarme?
-Un poco.
-Qué majo… te llevaré ante Gina, ella se encarga de administrar tareas al personal. - se dio la vuelta y dijo: -Sígueme, normalmente no ayudaría a una rata de los bajos fondos como tú, pero…aunque me cueste reconocerlo me has caído bien.
Echó a andar y la seguí desde cerca, mientras caminábamos me preguntó:
-Por cierto, ¿cómo te llamas?
-Eh…pues verá, en mi barrio los adultos me llaman rata callejera, muchacho del demonio, mis colegas me llaman Adri y mi madre me chilla llamándome Adrian, pero usted puede llamarme cómo quiera, princesa.
-Oh…interesante respuesta, creo que... te llamaré Adri, como tus colegas.
-Vale, princesa, como desee.
-No, me llames así, llámame Natalia, ese es mi nombre.
-Vale, Natalia, ¿podría hacerte una pregunta?
-¿Cuál? - me preguntó poniéndose a mi lado.
-Tú tienes un hermano - ella asintió con la cabeza. -¿Quién de los dos es más fuerte?
-Eso, no está muy claro, mi hermano Saúl y yo tenemos la casi misma fuerza… ¿Por qué lo preguntas?
-Pues verás… es por una apuesta que tenemos mis colegas y yo.
-Que apuestas más raras, y tú...- se me acercó y me susurró al oído: -¿por quién apuestas? Respóndeme sinceramente.
-Mis colegas me llamaban loco, pero apuesto por ti y ellos por tu hermano.
Se rió a carcajadas y siguió andando, yo la seguí, un poco más adelante había una bifurcación, torcimos a la derecha, y allí había una gran puerta, de color gris oscuro con unas grandes letras azueles oscuras que decían “COCINA”, debajo había la imagen de un cuchillo y un tenedor cruzados encima de una sartén.
-Aquí es, espera un momento, hablaré con Gina. - me dijo, después abrió la puerta, entró y la cerró.
Me quedé esperando un rato, se abrió la puerta y salió mi prima y una mujer de cabello rubio oscuro, ojos negros, alta, de composición fuerte, vestida con una bata gris, que me miraba maliciosamente, sentía miedo, aunque traté de disimularlo mientras nos mirábamos, no podía permitirme apartar la mirada, había algo que me decía que no podía permitírmelo, cerró los ojos y dijo con voz ronca:
-Vaya un novato, que no me aparta la mirada, está bien, estás contratado, quiero que demuestres tu fuerza, necesito que vayas a la zona norte… -rebuscó en el bolsillo de su bata y sacó un papel doblado que me tiró a las manos. Lo cogí y me dijo: -Todo lo que hay apuntado, que no falté ni sobre nada o estas despedido.
Se fue a la cocina y cerró la puerta tras ella. Mi prima se me acercó y dijo:
-Enhorabuena Adri, lo has conseguido, ahora solo te falta cumplir el recado. -me dijo agarrándome de las manos y con voz alegre me pareció ver un brillo en sus ojos, pero sacudí la cabeza pensando que era imposible y le dije:
-Si enséñame la salida, para ir a cumplirlo - y pensé: “Bien en la zona norte es dónde me reuniré con Husky y nos largaremos.”
-Iré contigo.
-¿Qué? ¿Tú no tienes ahora entrenamiento?
-No hasta dentro de una hora, ¿es que acaso no quieres que te acompañe?, no será que…-me agarró de la camisa, bajó la cabeza y dijo: -No será que tú… -pensé que era mi fin, que me había descubierto.- Que me has utilizado para conseguir el trabajo.
Suspiré y dije con voz calmada:
-No, es que pensé que tenías entrenamiento, y me encanta la idea de que me acompañes, pero no quiero interferir en tus deberes, todos esperamos mucho de ustedes.
Me soltó y sonrió, me pareció increíble por una vez vi un poco de luz en ella, estaba tapada por la oscuridad, pero había luz, ahora sé que lo de antes no era mi imaginación y que los Oscuritez tienen luz dentro de ellos solo hay que quitar la oscuridad que la aprisiona, entonces me dijo algo que me sacó de mis pensamientos:
-Me alegro, pos vamos, por aquí. -me dijo señalando hacia el camino que estaba detrás de ella, empezamos a andar cuando me preguntó:
-¿Tienes familia?
-Claro, tengo a mi madre y a mi hermana.
-¿Padre?
-Se marchó cuando tenía 2 años y no sé nada de él -bajé la cabeza porque me sentía mal, porque eso era verdad.
 -Lo siento, he de comentarte una cosa, me hace eso mi marido, lo busco y lo mató. - yo levante la cabeza y pensé: “Uff, tendrá que esconderse muy bien o ser invisible porque si lo encuentra… porque la veo capaz de eso y más” 
-Bueno y tú ¿con quién vives?
-Con mi madre, mi hermano y mi padre.
-¿Mascota?
-No, ¿y tú?
-Sí, un perro Husky.
-¿Es un Husky Siberiano?
-Sí.
-Me encanta esa raza, me gustaría verlo.
Miré al frente y vi una gran puerta de color azul muy oscuro y una gota de agua de color azul oscuro más claro que el resto y un marco del mismo color que la gota. Se abrió por la mitad y pude ver el exterior por fin, eso era un paso a la libertad solo me quedaba lo más difícil, separarme de mi prima.
 
 
Subscribe to RSS - Entradas de blog de EMP-Ray en Dibujando