Katy, la gata asesina (Capitulo 6: La traición) - Blog de EMP-Ray

Os traigo el capitulo 6 de Katy, Capitulo 6 jeje poco a poco voy avanzando en la historia, y no es porque soy la escritora de eso, pero me parece que se esta tomando un rato, y mas que un raro interesante..... Venga no me enrollo mucho y os dejo con el capitulo... espero que os guste 

Capitulo 6: La traición
 
Katy estaba bien escondida, y cuando Dāku se aseguro de ello decidió empezar a actuar. Lazó tres cuchillos con una cuerda atados a ellos, se subió un poco la manga derecha, y se vio que en el brazo llevaba una aparato del que salía la cuerda, agarró la cuerda, apoyó un pie en la pared al lado de la puerta, y empezó a subir por la pared hasta el techo… cuando llegó arriba del todo, quito un cuchillo del techo y lo clavó con fuerza en la pared por debajo de él y lo mismo hizo con otro de lo que había antes en el techo… Apoyó cada pie en un cuchillo y con la cuerda formaba una especie de jaula segura pero de la cual era fácil salir… Acto seguido empezó a rebuscar algo en su chaqueta negra y saco una pelota normal de tenis, la lazó contra la pared flojo pero con la suficiente fuerza para que rebotará y golpeará la puerta que daba al patio, los hombres que estaban al otro lado entraron en el edificio alertados, y en cuanto Dāku vio su oportunidad, salió de la jaulas de cuerdas cayendo sobre uno y rápidamente nada mas caer se abalanzó sobre el otro y le degolló el cuello, en seguida hizo lo mismo con el que estaba en él suelo inconsciente por la caída de Dāku. Katy observó la escena con un poco de miedo y aliviada a la vez, era cierto que Dāku era increíble pero asustaba al mismo tiempo. Eso era un asesino. Él le hizo señas para que ella se acercará, y lo hizo cuanto llego le pregunto mirando los cadáveres: 
-¿Era necesario que lo matarás? 
-Si, ellos tampoco habrían dudado en matarme a mi, además ese es mi trabajo.
-Pero uno ya estaba inconsciente en el suelo, no era necesario…
-Gata idiota… -dijo dándole la espalda y empezando a caminar. -Vamos…
A Katy eso le sentó mal, no le gustaba esa manera en la que la trataba y su actitud  y muchas otras cosas de él la disgustaban, pero no sabía porque había una parte de ella a la que le gustaba todo eso, y le atraía aquel royo de asesino, por alguna razón se sentía segura a su lado… confiaba en él de alguna manera… pero no sabía que esa confianza se vería traicionada por un tiempo…
Katy decidió seguir a Dāku, un poco molesta pero no le quedaba otra, estaba preocupada por su amiga… avanzaron rápidamente por en línea recta por el patio, ya que el edificio que era el polideportivo, estaba justo enfrente bajando unas escaleras, era un edificio enorme al igual que el patio por el que avanzaban, les sorprendió al no ver a nadie en la puerta vigilando, cuando llegaron a la puerta Dāku le dijo a Katy que esperara allí y se deslizó por la puerta dentro del edificio… 
Dāku nada más entrar se encontró con unos cuatro hombres armados apuntándole, pero aquello no le asusto rápidamente se abalanzó sobre ellos asesinándoles a uno tras otro, después se fijo en donde estaba, la habitación era un cuadrado y enfrente de la puerta por la que había entrado estaba otra de cristal  y a través de ella se veía un pasillo que giraba noventa grados a la izquierda. Dāku decidió salir en busca de Katy… 
 
Katy esperaba sentada contra la pared un poco nerviosa, no entendía ¿Por qué en cuanto Dāku había entrado por es puerta estaba tan nerviosa y preocupada? ¿Acaso se sentía insegura al no tener al asesino para protegerla? ¿Por qué dependía y se fiaba tanto de él? ¿Estaba también preocupada por si le había pasado algo? La ultima pregunta pensó que era tonta, seguro que estaba bien, ya había visto de lo que era capaz, sin duda era un gran asesino, y parecía tener su edad o un año mas como mucho, ¿desde cuándo se habría estado entrenando para ser así? La verdad es que el era muy misterioso, seguro que no le diría nada si le preguntase… Estaba sentada y pensativa. Cuando notó una mano en el hombro, miro y era uno de aquellos hombres, iba a chillar pero le tapo la boca, con su mano libre en la otra llevaba un revolver y en la espalda un rifle, le apuntó con el revolver y le dijo:
-Estate quieta niña o te disparo, vas a venir conmigo…
Katy asintió rápidamente y se levantó mientras el hombre no dejaba de apuntarle…
 
-¿A dónde vas?  -Dāku se detuvo en seguida antes de llegar a la puerta. -Eres un asesino muy bueno pero muy confiado… -enseguida se giró y vio a un hombre apuntándole con un pistola, vestía con ropas de camuflaje, era  rubio y de ojos claros, no era igual que los otros hombres se le veía mas capacitado… 
-¿Quién eres? ¿Qué quieres? 
-Soy el que dirige a todos estos hombres de aquí, claramente solo estoy una rango mas por encima de ellos y hay otro con un rango mas que yo dentro…
-Ya veo.. Aún así no tengo miedo, espero que no creyeras que lo iba a tener…
-No, esto es justo lo que me esperaba del malvado de “Los Hermanos Opuestos” Los gemelos asesinos mas capacitados desde niños y tan opuestos entre ellos… ¿Cómo esta tu hermano?
-Ese idiota esta perfectamente, pero ese no es el asunto ¿verdad?¿Que quieres? ¿Por qué no me has matado ya?
-A parte porque dudo que aunque lo intentará no pudiera matarte, quiero negociar contigo…
-Adelante, te escucho…
-Te pagaré el doble o el triple si quieres de lo que te han pagado si dejas a esa chica tirada y te largas, a parte quiero que me digas que sabes de ella…
Dāku tiro al suelo unos cuantos cuchillos que llevaba encima y empezó a caminar hacía él…
-Acepto.
-Esta bien, pero mas te vale estar seguro de lo que hacer. -dijo sonriendo.
La puerta se que daba al patio se abrió y entraron Katy y el hombre que le apuntaba con un revolver, Ella estaba muy asustada y confusa, había escuchado lo que había dicho, Dāku se giro, los vio y ni su actitud ni nada hizo ningún cambio, ni se quejo ni nada, solo la miraba con esos ojos rojos y vacíos de cualquier sentimiento, Katy le pregunto un poco enfada y asustada a la vez.
-¿Me vas a traicionar? 
-Claro, yo trabajo por dinero, y si me pagan el triple acepto, así somos los asesinos, nosotros no somos héroes, mas bien que casi somos todo lo contrario, creo que te lo he demostrado…
Katy empezó a llorar, se sentía dolida y traicionada, ¿por qué había confiado en él? No debía haberlo hecho, y tampoco debería haber venido hasta aquí… Se dobló sobre sus rodillas intentando no llorar y sin éxito…
-Ya veo.. Así que este es Dāku el de “Los Hermanos Opuestos” -dijo el rubio de camuflaje riéndose. -Eres tan malvado hasta que haces llorar a la chica -dijo con cierta burla.
-¿Los Hermanos Opuestos? -pregunto Katy extrañada.
-¿No los conoces?-preguntó el rubio y Katy negó con la cabeza. -Son los mejores asesinos que existen a pesar de tener solo 13 años -”solo 13” pensó Katy solo tenía un año mas que ella y ya era así…-Son dos hermanos gemelos completamente opuestos, son Heian el bueno y Dāku el malvado… La verdad no me extraña, solo los conocen en el mundillo de los asesinos como ellos…
Katy miraba a Dāku con los ojos tristes…
-No me mires así idiota…
-Una pregunta asesino… ¿es cierto que esta es la “chica-gato” que buscamos?
-Una “chica-gato” si que es, pero no se si es la que buscáis… - se acerco a Katy y le quito el pañuelo de cabeza dejando ver sus orejas.
-Ya veo… si que es ella o al menos eso creo…
Katy no entendía nada, acaba de descubrir algo de Dāku pero ¿Por qué la buscaban?
 
Subscribe to RSS - Entradas de blog de EMP-Ray en Dibujando