Katy, la gata asesina (Capitulo 3: El asesino y su misión) - Blog de EMP-Ray

¡Ey gente! ¿Que tal vuestra vida? ¿Y vuestras Navidades? Que sepáis que os deseo una Feliz Navidad a todos, y os traigo este capítulo como regalito, ya que es un detalle que solo puedo hacer yo con todo mi esfuerzo  imaginación y afecto, así que espero que os guste....                                                                            

            Capitulo 3: El asesino y su misión
 
El individuo vestido completamente de negro seguía mirándolos, callado y parecía que no iba a responder a la pregunta de Alex; lo único que se podía ver de él eran esos inquietantes ojos rojos como la sangre, por un lado a Katy le asustaban, pero por otro lado esos ojos le gustaban, había algo en ellos que atraía a Katy… Alex estaba frente a frente con él, y Katy estaba detrás de Alex, muy pegada a su espalda…
-Te lo preguntaré otra vez, y esta vez quiero una repuesta, ¿quién eres?
La respuesta fue un silencio muy incómodo, Alex y el intruso se miraban, toda la situación era incómoda, de repente dejo de mirar a Alex y miro a Katy fijamente, un escalofrío recorrió su cuerpo, acto seguido, ni siquiera tuvieron tiempo para reaccionar, el individuo se movió veloz y ágilmente hacia ellos, cogió a Alex del cuello y lo empujo hasta la pared desnuda que estaba al lado del armario, al hacerlo empujó a Katy hacia un lado y ella se calló al suelo, cuando se dio cuenta se levantó lo más rápido del suelo que pudo, y corrió hacía ellos, intentó mover su brazo para que soltará a Alex pero  ero este era firme y no cedía, gritó que le soltase, entonces el individuo soltó una mirada asesina a Katy, una mirada llena de maldad, una mirada tan asustadora que hizo que Katy le soltase y empezará a caminar hacia atrás muerta de miedo, entonces sus orejas se pusieron tiesas y sobre la cabeza de Katy en el pañuelo,  aparecieron dos bultos… Entonces el individuo de negro soltó a Alex, y se dirigió lentamente hacia Katy, ella pensó: “¡Bien! Lo ha soltado” pero seguidamente pensó: “¡Oh, no! Ha centrado su atención en mi me matará” Instintivamente retrocedía a la vez que él se acercaba, de repente noto algo frío en la espalda, se asustó, ahora lo oía perfectamente un latido de corazón, ella no se había dado cuenta hasta ahora, tal vez porque estaba centrando en el del individuo de negro…
-No os mováis o la…
No le dio tiempo a terminar, el individuo de negro se había movido muy velozmente, ahora estaba al lado de Katy clavándole un puñal en el corazón a aquel tipo, sacó el cuchillo y le dio una patada, este calló hacía atrás muerto… Con toda aquella situación, Katy no podía evitar estar muerta de miedo, estaba oyendo los latidos de aquel hombre y de repente silencio, no había oído nada, ni una pisada ni un movimiento y tampoco había visto casi nada, estaba ahí y ahora a su lado, solo había visto, por un instante, una sombra moverse... Le fallaron las piernas, y cuando se iba a caer él la sujetó, y la incorporó lenta y suavemente sobre el suelo, hasta que quedó sentada en él, Katy no lo creía, pensaba que la iba a matar pero en vez de eso, la había sujetado y evitado que se cayera, estaba rígida, no podía mover ni un músculo.
-No te preocupes, si eres quién creo que eres, no te mataré. –habló de repente él, era una voz grave, fría y como de niño de 12-13 años, a Katy le agradaba esa voz, le gustaba mucho…
Katy consiguió reunir las fuerzas necesarias para preguntar-¿Quién eres? ¿Qué haces aquí?
-Es necesario que responda. –dijo con tono frío y desganado.
-Si es posible, sí.
-Me llamo Dāku y soy un asesino, estoy aquí en una misión.
-¿Asesino? ¿Misión? – soltó Katy asustada.
-Te he dicho que te relajes que no te mataré –dijo Dāku.
-¿Y eso? Si eres un asesino lo que debes hacer es… -no pudo continuar, se le hizo un nudo en la garganta.
-Asesinar… – dijo con tono un poco vacilón. –La respuesta  a tu pregunta es sencilla, si lo hago eso iría contra mi misión… -se inclinó y acercó su cara a la de Katy y susurró- ¿Por qué tienes unas orejas de gato en la cabeza? ¿Verdad? – y retiró su cara y se sentó otra vez a su lado observándola.
Katy estaba asombrada, no se lo podía creer ¿Cómo podía saberlo? Ella no se lo había dicho y no creía que él la pudiera haber visto… No sabía qué hacer, y la mirada de Dāku estaba puesta sobre ella fijamente, estaba muy nerviosa… de repente Dāku movió su brazo y dirigió su mano hacía ella, Katy cerró los ojos asustada, se sorprendió al notar que le acariciaba la mejilla, abrió los ojos lentamente, él la miraba con un mirada fría y vacía, no reflejaba ningún sentimiento… eso entristeció a Katy , porque si las mirabas reflejaban a una persona como había oído, él estaba vacío y no sentía nada…  de repente su mano se movió veloz y ágilmente, y le quitó el pañuelo y sus orejas quedaron al descubierto, ella se las tapo lo más rápido, pero era tarde él ya las había visto.
-Sí, eres a quien estoy buscando…
-¿Yo? ¿Por qué?
-Digamos que alguien fue a nuestro  gremio, hablo con el viejo y me mandó a buscarte… - dijo con tono serio y frío. -  Lo único que me dijeron de ti es el color de tu pelo, el de los ojos y lo de tus orejas, nada más. – le devolvió el pañuelo y se lo puso de nuevo en la cabeza, sus orejas volvían a estar tapada y nadie las podría ver.
Aunque solo e lo pareciera a Katy, las palabras que pronunciaba aquel chico no tenían vida, parecían dichas por un robot, la gente suele dar vida a su palabras ya sea variando el tono de su voz o mostrando alguna clase de sentimiento en ella, la de él no hacía nada de eso era una voz fría y vacía como su mirada… Eso hacía que a Katy le diera pena.
-¿Qué te pasa? ¿Por qué me miras así? – dijo él.
-Nada, no es nada… - dijo nerviosa.
-Como quieras, si no quieres decírmelo no me molestaré…
-Oye, ¿sabes por qué ha sucedido todo esto?
-No, a mí solo me dijeron que viniera a sacarte de aquí, nada más…
-Ya veo… -dijo un poco deprimida y preocupada. –Oye, ¿no habrás matado a...?
-No, ese chico de ahí sigue vivo…
-¿Por qué le has atacado?
-Estaba en mi camino.
-¡Y simplemente por eso le ata…!
Le puso la mano y le dijo mirándola a los ojos:
-Escucha chica, yo soy un asesino, alguien criado y entrenado para matar, si alguien está en medio lo mato sea como sea… soy una máquina de matar y punto, no sé porque pierdo mi tiempo en venir aquí a por ti... Si estoy aquí es porque la persona que te quiere es amiga del viejo y él me mando a por ti, entendido, si no estarías muerta… -su mirada daba miedo, parecía la del mismo demonio, estaba vacía y daba mucho miedo, Katy estaba temblando….
Pues así acaba ¿que os parece? ¿os ha gustado? Espero que sí  Bueno ¡FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO NUEVO!
Subscribe to RSS - Entradas de blog de EMP-Ray en Dibujando