Katy, la gata asesina (Capitulo 1: El inolvidable primer día de clase) - Blog de EMP-Ray

Hola de nuevo, he vuelto a las andadas después de un tiempo jaja, nada es que el otro día me aburría, yo iba a poneros otra nueva historia llamada "Masters of  Beast" pero se me estropeo el cargador del ordenador y ahora tengo que esperar hasta que lo arregle, dice que me lo da por reyes, así que por reyes a lo mejor tenéis un regalito de mi parte jaja bueno me decidí a escribir el capitulo de Katy por que me aburría, me apeteció y me pereció interesante ver que salía, pues ha salido esto de abajo y sin mas rodeos os lo dejo...
 
Un día tranquilo como otro cualquiera en Nukai, aunque esa tranquilidad no iba a durar todo el día… hacía buen tiempo, y una chica pelirroja de ojos verdes corría por las calles hacía la parada del autobús, la chica llevaba un abrigo negro que le llegaba hasta por encima de las rodillas debajo se puede ver un poco de pantalón vaquero azul claro que llevaba y un poco más abajo llevaba unas botas altas y blancas, esta chica se llama Katy, y vivía con su padrastro, no sabía nada de sus padres, y cada vez que se lo preguntaba el desviaba el tema diciendo que no era lo suficientemente mayor, eso a ella no le gustaba ¿Cuándo sería lo suficientemente mayor para saberlo? Ya tenía 12 años cumplidos el mes pasado y aunque todavía era un poco inocente, consideraba que ya era lo suficientemente madura para saberlo, además aunque  su padrastro lo ignoraba y no le gustaba hablar sobre ello, ella ya sabía de ciertos temas considerados para adultos, aunque fuera un poco, si sabía eso porque no lo otro…
Katy corría con la mochila a su espalda, era de color verde y morado, sus colores favoritos, e iba pensando que compañeros le podrían tocar en su clase, aunque fuera el primer día, conocía a la mayoría de años anteriores, a la que no soportaba era a Reyka, la considerada más guapa y guay de su año y también, aunque los demás no lo notaban, la más tonta, le gustaba estar por encima de los demás y humillarlos, ella y su panda de perritos falderos que la seguían a todas partes y le daban la razón a todo, ponían enferma a Katy y a alguno más, pero eran una pequeña minoría, exactamente, eran los marginados con los que se metía Reyka; el que si esperaba que estuviera en su clase era Alex, él era el chico más guapo de su año y Katy estaba de acuerdo con ello, además siempre era muy amable y se preocupaba hasta por un marginada como ella, era el chico ideal y por eso a Katy le gustaba. Ya había casi llegado a la parada cuando oyó a alguien gritar su nombre, se dio la vuelta y vio a su mejor amiga Nana, que estaba en la esquina que había pasado hace poco, Nana  tenía el pelo negro con reflejos verdosos y unos preciosos ojos azules, llevaba gafas eso hacía resaltar más sus ojos, Katy amaba el pelo de Nana lo quería tener tan largo como ella, el suyo le llegaba por la mitad de la espalda y a Nana le llegaba casi por el culo. Katy espero a que su amiga llegará hasta donde estaba ella y cundo estuvo a su lado comenzaron a andar.
-¿Nerviosa por el primer día de clase?- preguntó Nana alegremente.
-Más o menos. –dijo Katy entre risas. –Más bien nerviosa por saber quien estará en mi clase, espero que estés tú.
-Jaja, yo estoy segura de que estaremos juntas.
-¿Y eso? – preguntó sorprendida Katy y algo debajo del pañuelo blanco que llevaba en la cabeza se movió.
-¿Todavía no sabes cómo evitarlo?-dijo Nana preocupada.
-No, y menos mal que tú siempre estas cubriéndome con tus escusas.
-Ya, pero eso no te ha dado muy buena fama… “Katy, la de los bichos en la cabeza” te llaman así.
-Mejor que... “Katy, la chica rara con orejas de gato” –dijo ella con pena, aunque nadie salvo Nana y su padrastro lo había visto porque ella siempre llevaba con un pañuelo en la cabeza, las oreja marrones que Katy tenía en la cabeza reaccionaban con ella, su padrastro le había dicho que había nacido con ellas que eran unas orejas de un gato y una parte de su cuerpo. Ella siempre se las tapaba como le había dicho él, ya que si alguien las veía sería terrible, salvo Nana ella la pillo un día en los vestuarios, y al principio pensó que eran una adorno, pero al final Katy se lo tuvo que explicar y cuando pensó que se iba a asustar, Nana se emocionó y le dijo que le parecía una pasada y que ella amaba a los gatos, Katy recordó aquello en ese instante. Y desde ese día le ha estado cubriendo las espaldas con ese tema.
Las dos chicas siguieron hablando mientras andaban, esperaron al bus mientras hablaban reían, llegó el bus y las chicas montaron con una sonrisa en los labios, al llegar a la puerta del colegio se desearon suerte y entraron pasando el pequeño patio delantero, subieron las escaleras, y se acercaron al tablón de las listas, que estaban a su derecha, lo primero que vieron es que no estaban en la misma clase eso las desilusionó mucho, y Katy pensó que se moriría sin Nana y sus escusas, lo segundo y fue por lo que Katy maldijo es que Reyka estaba en la misma clase que ella, pero no solo ella si no también sus “amigas” Katy pensó que ahora sí ese curso sería un autentico infierno. En ese momento entró Alex por la puerta, a Katy le dio un vuelco al corazón cuando las saludó, pero no fue tan fuerte como el que le dio, cuando él dijo:
-¡Anda Katy! Si estamos en la misma clase ¡qué bien!- dijo alegre.
-Sí… ¡qué bien! –soltó Katy alegre pero se sentía como si el corazón le fuera a salir del pecho y por dentro se sentía con una alegría mayor de la que expresaba.
-Bueno yo me voy a mi clase. –dijo Nana y se fue corriendo por la izquierda, ella ya sabía cuál era su clase, estaban en ese colegio desde primaria.
-Bueno pues vámonos nosotros a la nuestra. –dijo Alex.
Katy estaba feliz de estar a solas con Alex pero a la vez estaba muy nerviosa no quería meter la pata delante suyo, ni que sus orejas hicieran acto de presencia. Los dos hablaban y caminaban en dirección a su clase, todo normal y tranquilo,  pero cuando llegaron a su clase, lo peor que podían encontrar estaba en la puerta… Reyka, a Katy le hirvió la sangre al verla y más cuando vio que la miraba mal, le dedicó una mirada asesina, esta le desvió la mirada y miró a Alex, a Reyka le gustaba Alex se notaba, esa era otra de las cosas que le molestaban a Katy.
-Hola Alex. –Dijo con un tono tontillo.- ¿Qué haces con este bichillo? Ten cuidado no te vaya a pegar piojos. –sus amigas se rieron al fondo.
-Hola.-dijo Alex con tono serio y la miro mal. –Perdona, pero no deberías insultar así a Katy, es mejor persona que tú. -le dijo con tono molesto, Alex solía tolerar la estupidez de Reyka, pero cuando se metía con alguien, se ponía serio y los defendía. –Vamos Katy, hay que elegir sitio. – dio un suave empujoncito a Katy en la espalda y los dos avanzaron hacia el centro de la clase, se sentaron el uno al lado del otro en tercera fila. Katy antes de sentarse se quitó su abrigo y lo colgó en la silla, se vio que llevaba una camiseta blanca con una franja rosa a la altura del pecho y el resto de sus pantalones la camiseta tapaba una poco a los pantalones. En ese momento entró la tutora por la puerta, y le dijo a todo que se sentasen, todos se sentaron y Reyka y sus amigas en la fila de detrás y Reyka detrás de Alex, se le comía con la mirada y él pasaba totalmente de ella, eso enfermaba y aliviaba a Katy, por una parte la enfermaba por la manera de la que Reyka lo miraba y aliviaba al saber que él no tenía interés en ella, y es más él la había defendido de ella, aunque siempre solía hacerlo con todos, a ella le emocionaba y para ella la mañana había empezado muy bien... Alex la miró y le dedicó una sonrisa, ella se la devolvió.
-Vamos  a llevarnos muy bien durante este curso, ¿verdad? – le dijo Alex en tono bajito.
-¡Claro! –le contestó Katy bajito e ilusionada.
De repente se oyó una explosión en el interior del colegio y un pequeño aparto  entró rompiendo la ventana y empezó a llenar toda la clase de humo. En ese momento Katy empezó a sospechar que su día perfecto se empezaba a torcer…

Bueno que tal me ha salido, ha cualquier fallo, aunque sea pequeño y sin importancia me lo decís, es que soy una novata y como llevo un tiempo de parón espero no haber empeorado, bueno espero que os haya gustado 

2 Comentarios

Imagen de ScaryWR
Está muy bueno, me ha parecido que has mejorado escribiendo
 Ya me estoy imaginando a Katy con sus orejitas y me parece muy cute
Espero el próximo XD
Imagen de EMP-Ray
Me alegro de haber mejorado, gracias por tu comentario y por el favorito 
Jaja si que mona, hice uno en plan chorra, la voy a dibujar con 12 años en plan serio.
Procuraré no hacerte esperar
Subscribe to RSS - Entradas de blog de EMP-Ray en Dibujando